México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que se actuó de manera responsable y se cuidó la vida de las personas en el caso de Culiacán, donde fue liberado Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, luego de los hechos de violencia por parte de grupos criminales en diversos puntos de la capital sinaloense.

En conferencia de prensa, donde se presentó el minuto a minuto de las acciones el pasado 17 de octubre en Sinaloa, recordó que ya es otra la estrategia de seguridad, “ya no hay guerra contra el narcotráfico, ya no vamos a exponer las vidas de civiles con el eufemismo de daños colaterales, eso se terminó, queremos la paz”.

Sostuvo que se siente muy apoyado y protegido por los integrantes del gabinete de seguridad y por las instituciones que garantizan la paz y tranquilidad en el país: las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina y la de Seguridad Ciudadana, así como la Guardia Nacional, “están actuando de manera eficiente, leal, con honestidad”, dijo.

En ese sentido el jefe del Ejecutivo federal dejó en claro que si bien sus adversarios “quisieran que nos fraccionáramos, no es así estamos muy unidos y trabajando de manera coordinada, poniendo por delante el interés general en este asunto de garantizar la paz”.

Al indicar que ya se tiene la relatoría de lo que aconteció en el operativo de Culiacán, dijo que es responsabilidad de su gobierno informar y que la autoridad competente, en este caso la Fiscalía General de la República (FGR), lleve a cabo las investigaciones necesarias en torno al caso.