#Suave Patria

«Obrador no debería crear empresa de internet», advierte especialista

La historia y la experiencia internacional confirman que los gobiernos son pésimos empresarios de telecomunicaciones.

Por Redacción, 2019-05-07 10:50

México.- La historia y la experiencia internacional confirman que los gobiernos son buenos haciendo su papel de gobierno, es decir, en la parte legal o regulatoria, pero pésimos empresarios de telecomunicaciones, afirmó el director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), Ernesto Piedras.

“Cuando Telmex fue empresa gubernamental, había déficit de inversión e infraestructura, incluso, había un mercado negro; a Satmex, lo quebró dos veces el gobierno; Telecomm Telegrafos vive en número rojos; y Correos de México es una empresa tristemente deplorable”, afirmó en entrevista con Notimex.

El pasado 3 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se podría crear un organismo del Estado mexicano para garantizar conectividad en todo el país, en caso de declararse desierta la licitación de los 50 mil kilómetros de la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Las prebases de ese proyecto, las cuales fueron publicadas por la CFE, refieren que la licitación tendrá por objeto la adjudicación de un contrato de aprovechamiento para el uso, accesorio, temporal y compatible de infraestructura sobre dos hilos de fibra óptica oscura para poner en operación una red de telecomunicaciones de última generación y a través de ella materializar el programa gubernamental “Internet para Todos”.

El presidente López Obrador ha señalado que el país está atrasado en términos de conectividad, pues las compañías se han concentrado en las ciudades, dejando rezagadas a las comunidades más alejadas del país; por ello, el Plan Nacional de Desarrollo plantea llevar conectividad al 95 por ciento de país para 2024.

Sin embargo, Ernesto Piedras resaltó que pensar que el gobierno entre a operar una red de telecomunicaciones no es deseable, pues “lo que debe hacer es alinear incentivos para que empresas que sepan de tecnologías, entren y lleguen a los puntos a dónde hoy el mercado enfrenta resistencia”.

“El intervencionismo genera efectos de desplazamiento; un gobierno se tiene que quitar la tentación de entrar a participar directamente a operar redes de telecomunicación”, indicó el especialista.

En México, la brecha digital aún es muy grande, e incluso, el PND reconoce que a nivel regional, el 86 por ciento de las personas usuarias de Internet se ubican en áreas urbanas y el resto en rurales. Asimismo, el 71 por ciento de la población urbana es usuaria de Internet y sólo el 39 por ciento de la población rural.

Las entidades federativas que registran las proporciones más bajas de usuarios de Internet en zonas urbanas son: Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala y Michoacán; en el caso de las zonas rurales, los estados con proporciones más bajas son Chiapas, Guerrero, Veracruz y Zacatecas.

De acuerdo con un análisis elaborado por The CIU, considerando las condiciones actuales, el monto requerido para cubrir el déficit de infraestructura y cerrar la brecha de conectividad de el país asciende a 187.5 mil millones de pesos.

Ernesto Piedras subrayó que este costo es por el despliegue y no considera costos de mantenimiento de la infraestructura ya existente; además es equivalente a 18.3 veces al total destinado a la formación de capital en telecomunicaciones en 2017.

“Para alcanzar este cometido, se requerirá generar los incentivos adecuados y la certidumbre legal necesaria, con elementos de eficiencia operativa del mercado complementados por el esfuerzo de acciones y recursos públicos”, apuntó.

#Suave Patria

Lista de periodistas porristas de Peña salió de secretarías federales

Jesús Ramírez comentó que se señaló a personas físicas porque están relacionados con las empresas que representan, algunos de ellos forman parte de los consejos de administración.

Por Redacción, 2019-05-25 16:49

México.- El director de Comunicación Social de Presidencia, Jesús Ramírez, dijo que la dependencia cumplió con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

El también vocero del presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó al periódico Reforma que de las más de 50 solicitudes de información que tienen respecto a la entrega de publicidad oficial, una ya se respondió.

De acuerdo con Ramírez, la información de los contratos no la posee presidencia, ésta se encuentra en cada dependencia o secretaría federal, por lo que tuvieron que recopilar la de cada una.

Sobre la lista de 36 periodistas que difundió Reforma por una solicitud hecha al  INAI, el funcionario comentó que se señaló a personas físicas porque están relacionados con las empresas que representan, algunos de ellos forman parte de los consejos de administración.

«La información que se dio por orden del INAI proviene de otras dependencias, porque Presidencia no tenía en sus archivos esa información», dijo Ramírez al diario.

El jueves por la noche Reforma difundió una lista de 36 periodistas que recibieron dinero de gobierno federal por publicidad oficial u «otros servicios». Al día siguiente en la «mañanera», el presidente dijo que sí dieron información que les solicitó el INAI, pero no dieron nombres.

#Suave Patria

«Educación no es una mercancía a disposición de privilegiados»: AMLO

El presidente expresó que “no estoy en contra de la educación privada, pero el gobierno tiene la obligación de garantizar la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles”.

Por Redacción, 2019-05-25 15:39

México. Notimex.- Al precisar que la educación no es un privilegio ni una mercancía sino un derecho del pueblo, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó una educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles durante su administración.

“No estoy en contra de la educación privada, pero el gobierno tiene la obligación de garantizar la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles”, expresó durante la entrega de apoyos de los Programas Integrales para el Bienestar.

El mandatario federal resaltó que la educación no es una mercancía que se pone al mercado para ver quién puede comprarla, ni tampoco es un privilegio, «es un derecho del pueblo».

Acompañado por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez, cuyo nombre fue coreado insistentemente por los presentes, al tiempo que una parte abucheaba a López Obrador, dijo que “si está mal el sistema educativo, está por los suelos el sistema de salud”.

Esto último, resaltó, porque se robaban hasta el dinero para las medicinas. “No es que no hubiese presupuesto, porque se compró el año pasado 90 mil millones de pesos en medicinas, pero se robaron la mayor parte de ese dinero porque tenían como 10 proveedores que eran las empresas que vendían al gobierno, vendían carísimas las medicinas”,

En el deportivo local, el jefe del Ejecutivo reiteró que durante su gobierno se garantizará el derecho del pueblo a la salud. “Claro que ahora los que guardaron silencio y fueron cómplices, ahora gritan de que no hay medicinas. Antes callaban como momias y ahora gritan como pregoneros”, enfatizó.

Durante su discurso recordó que a través del Programa Estancias Infantiles se tenía un registro de 300 mil niños en todo el país, cuando en realidad había 200 mil, es decir, “había 100 mil niños fantasma”, por lo que se pondrá orden en el caos.

Destacó que en el caso del programa Producción para el Bienestar, los menos favorecidos, que eran quienes tenían una hectárea, no recibían los apoyos y éstos se entregaban a quienes tenían más hectáreas.

Ahora, anotó, se pagará precio justo para el productor de leche, para que el campo prospere, que la gente pueda trabajar y ser feliz donde nació y que emigre por opción, no por necesidad.

“Así estamos. Pero qué es la 4T, es saciar al pueblo de México en su hambre y en su sed de justicia. Vamos a cumplir, vamos a sacar a nuestro pueblo de la pobreza”, enfatizó el presidente López Obrador.

#Suave Patria

Estos mexicanos fifí participaron en la secta NXIVM

Se encuentran involucrados al menos siete mexicanos, que destacan por su posición económica y de los cuales dos son hijos de expresidentes.

Por Redacción, 2019-05-25 15:26

México. Notimex.- El próximo martes 28 de mayo, en la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, seguirá el juicio contra Keith Raniere, uno de los fundadores de NXIVM, secta que esclavizaba sexualmente a mujeres y las marcaba con un cautín ardiente.

En esta comunidad, de acuerdo con la investigación del diario estadounidense The New York Times, se encuentran involucrados al menos siete mexicanos, que destacan por su posición económica y de los cuales dos son hijos de expresidentes.

En la lista aparecen Occelli y Ana Cristina Fox, hijos de los expresidentes mexicanos Carlos Salinas y Vicente Fox, respectivamente.

Además, figura Rosa Laura Junco, descendiente del fundador del diario Reforma, quien supuestamente compró una casa en Waterford, Míchigan, donde se realizaban rituales de la secta NXIVM.

Esa acusación fue realizada por la cofundadora de NXIVM, Nacy Salzman, quien según la edición de hoy del diario mexicano, “testificó que descubrió que todo el círculo íntimo, con excepción de Junco, habían tenido o estaban en una relación sexual con Raniere”.

La cofundadora también indica que la casa, propiedad de Junco, era empleada para reuniones frecuentes, en las que algunas veces se desvestían para enviarle fotografías a Raniere, quien pedía ser llamado “vanguard”.

En ese lugar, además, había planes para construir un calabozo en el sótano, de acuerdo con Salzman.

Otra mexicana involucrada en esta secta es Loreta Garza Dávila, empresaria de Nuevo León, Monterrey, quien estaba al frente de la escuela «Rainbow Cultural Garden» y cuyas hermanas Carola y Jimena, también han sido acusadas de complicidad.

La lista sigue con Daniela Padilla, Camila Fernández y Mónica Durán, quienes son señaladas como maestras del primer círculo de la Dominant Over Submissive (DOS), hermandad secreta creada a fines de 2016 y que coexistía al interior de NXIVM.

NXIVM fue creada hace dos décadas como una organización motivacional en Nueva York por Keith Raniere, quien presume ser el hombre más inteligente del mundo con un coeficiente intelectual (IQ) de 240.

El “gran maestro” ofrecía sus enseñanzas de autoayuda a través de su Programa de Éxito Empresarial (ESP por sus siglas en inglés), desde el cual reclutó algunas de sus esclavas sexuales.