México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador y diez gobernadores emanados del PAN, comenzaron a afinar un gran acuerdo nacional para la concordia con el cual se busca pacificar al país, atacar la corrupción, lograr un 4% de crecimiento económico y abatir la pobreza.

Tras una comida de dos horas en Palacio Nacional, donde el gran ausente fue el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, los mandatarios panistas detallaron que se acordó comenzar una gran alianza nacional con cuatro puntos: abatir la corrupción, impulsar a que el país crezca al 4%, pacificar al país y el abatimiento a la pobreza.

“Estamos listos para esta gran alianza”, sostuvo el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez.

Asimismo, el presidente propuso a los gobernadores que le presenten un proyecto de infraestructura por cada entidad. La idea es que todos los gobiernos de los estados le hagan propuestas viables y en un mes se confirmará si los apoyarán para realizarlas.

A su vez, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, sostuvo que tienen la voluntad política para llevar a cabo acciones que permitan restablecer la paz, el orden y estado de derecho en cada rincón del país.

“Se habló de las acciones en conjunto, de la coordinación entre los tres órdenes de gobierno y es un solo objetivo mejorar la calidad de vida de los mexicanos”, dijo.

El presidente López Obrador recibirá en los próximos días a los demás gobernadores para plantear el acuerdo que buscan impulsar, así como el tema de la infraestructura en los estados.