México.- De gira por el sureste, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que pondrá placas con los nombres de los cárteles y políticos corruptos a las obras que construirá con dinero y bienes confiscados a la delincuencia para que se conozca de dónde salieron los recursos.

"Se le va a poner su plaquita: esto se obtuvo del cártel fulano o mengano; esto se obtuvo de lo que se le confiscó al político corrupto fulano de tal", dijo.

Al realizar un recorrido por ejidos de Balancán para revisar el programa Sembrando Vida, el mandatario detalló que dará a conocer el decreto para crear el Instituto para devolverle al pueblo lo robado y la primera subasta que realizará con vehículos confiscados será en ocho días. El dinero que resulte de esa subasta será destinado al pueblo más pobre del país.

"Voy a dar a conocer el decreto, vamos a empezar entregando al municipio más pobre de México, se le va a entregar lo que se va a obtener por la venta de carros de lujo. En ocho días, el domingo próximo, va a haber una subasta en Los Pinos de todos los carros de lujo, se van a mostrar ahí carros como unas camionetas que mandó el rey de Jordania a la Presidencia", explicó.

El presidente se comprometió con sus paisanos tabasqueños a que el dinero que resulte de la segunda subasta de resistencias confiscadas será destinado para la rehabilitación del camino Arroyo el Triunfo, en Balancán.

"Hay decomisos a las bandas de alhajas, ranchos, residencias, dólares y no se sabe a dónde va a parar todo eso. Ahora, todo lo que se confisque, ya sea a la delincuencia común y a los de cuello blanco, a los corruptos, todo se le va a devolver a la gente", expresó.