La directora del Sistema Integral de Transporte Acabús, Silvia Zapata López advirtió que si el Ayuntamiento de Acapulco no despeja las vías que forman parte de la ruta del nuevo sistema de transporte – tanto de ambulantes como de sitios de taxis – tendrá que recurrirse a las autoridades estatales e incluso federales.

Ayer, Zapata López participó en una reunión con la Unión de Profesionistas de Estado de Guerrero, en una sala de juntas del Club de Golf; ahí, un integrante de la Unión le recordó que los ambulantes están protegidos por bandas del crimen organizado que cobran cuotas a los comerciantes.

Ante ello, Silvia Zapata reiteró que el trabajo de despeje de las vialidades le corresponde al Ayuntamiento, pero reconoció que se podría recurrir a la autoridad federal tras escuchar el comentario sobre el crimen organizado.

También advirtió que la avenida Cuauhtémoc será en un solo sentido y ya no se permitirá dar vuelta a la izquierda ni estacionarse.

Durante su exposición, indicó que habrá 26 estaciones en cinco rutas troncales; 135 vehículos de los cuales 29 serán unidades articuladas con capacidad para 200 personas.

Para ello, se retirarán 366 camiones urbanos, y sólo se permitirá el transito de taxis colectivos, aunque no especificó qué pasará con las urvan de las rutas Campo de Tiro y Potrerillo.

Cuando se le preguntó sobre los puntos más complicados, indicó que el bulevar Vicente Guerrero y el Centro, especialmente la calle Jesús Carranza que se usa como estacionamiento.

En cuanto a la fecha de arranque, dijo que lo mejor es “esperar” – a pesar de que autoridades han afirmado que iniciará este mes – pues argumentó que un inicio “atropellado” destinaría el proyecto al “fracaso”.

Pidió no ver el proyecto de forma negativa y reiteró que se trata de parte del progreso urbano de la ciudad.