México.- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, calificó como “inaceptable” que las mujeres mexicanas sigan recibiendo un trato menos justo que los hombres en pleno siglo XXI.

“México enfrenta grandes desafíos en este campo”, argumentó el economista, al señalar que menos de la mitad de las mujeres mexicanas en edad de trabajar participa en el mercado laboral.

Sostuvo que esta es la segunda tasa más baja de todos los países miembros de la OCDE y es muy inferior a la tasa de hombres mexicanos activos, de 82 por ciento.

De las mujeres activas en el mercado laboral, indicó, casi 60 por ciento tiene trabajos informales, con baja protección social, alta inseguridad y baja remuneración.

El también ex secretario de Hacienda opinó que la carga excesiva de trabajo no remunerado es una de las causas de la baja participación laboral de las mujeres, lo cual impide dedicarle tiempo al trabajo formal.

Incluso, refirió, las mujeres mexicanas llevan a cabo tres cuartas partes de todo el trabajo no remunerado del hogar, incluido el cuidado de los hijos.

Gurría Treviño acentuó que las madres y las mujeres mexicanas se enfrentan a grandes obstáculos para realizar el trabajo remunerado, de ahí que la tasa de “ninis” es de 33 por ciento.

“Las mujeres mexicanas tienen cuatro veces más probabilidades de ser nini que los hombres”, manifestó el directivo ante la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa Maria Alcalde.

“Eso tiene que cambiar. No solamente por razones morales y éticas, no solo por cuestiones de justicia, sino también por razones económicas”.

Aseguró que si México reduce a la mitad la brecha de género en la fuerza de trabajo, puede añadirse 0.16 puntos porcentuales a la tasa anual de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y llegar a 2.46 por ciento anual.

Lo anterior se traduciría en un aumento de mil 100 dólares del PIB per cápita, uno de los mayores beneficios que generaría una mayor igualdad de género en México, afirmó el titular de la OCDE.