Los mineros de Taxco que trabajan para la empresa Grupo México, de Germán Larrea, cumplieron ocho años en huelga; 177 trabajadores la comenzaron a pesar del tiempo, el 30 de julio de 2007, han pasado tres gobernadores y sin visos de solución.

Un año antes de que estallara la huelga, Grupo México intentó prescindir de los trabajadores con el argumento del “agotamiento de la mina”, que fue rechazado por los propios trabajadores quienes aseguraron que daban para unos 26 años más.

Desde 2007, tres gobernadores de Guerrero ofrecieron su ayuda para mediar pero ni Zeferino Torreblanca Galindo, Ángel Aguirre Rivero o Rogelio Ortega Martínez han logrado acuerdos que permitan arreglar las diferencias que hay entre los agremiados a la sección 17 del Sindicato Nacional Minero de Taxco de Alarcón y Grupo México.

Recientemente, el alcalde de ese municipio, Iván de Jesús Castellanos Barrera, ofreció que su gobierno contribuirá al bienestar de los mineros aunque sea por tres meses, y lamentó que a ocho años de distancia no se haya podido resolver el conflicto que originó esta huelga que no sólo afecta a un sindicato, sino a una economía como la de Taxco, la cual depende de la extracción de minerales.