Estados Unidos.- El peligroso aire pútrido que generan los enormes incendios forestales del oeste de Estados Unidos se mantendrá el resto de la semana, y tal vez después, según científicos y meteorólogos, y los cielos brumosos y mugrientos podrían permanecer más tiempo todavía.

Los residentes de los estados de Oregón, Washington y partes de California soportan un punzante smog de color amarillento/verdoso, el peor y más insalubre aire del planeta, según algunas mediciones. Invade casas y negocios, penetra automóviles y forzó el cierre de sitios emblemáticos como la famosa librería Powell’s Books y el Zoológico de Portland, la ciudad más grande de Oregón.

El Departamento de Calidad Ambiental de Oregón extendió hasta el jueves un alerta sobre la calidad del aire que debía expirar el lunes. Pero el aire era tan denso que ese día Alaska Airlines anunció que suspendía sus vuelos a Portland y Spokane (Washington) hasta el martes por la tarde.

Zoe Flanagan, quien vive en Portland desde hace 12 años, casi no ha salido de su casa. El lunes, sin embargo, sacó a pasear a sus dos perros. El domingo, ella y su marido, en un gesto de desesperación, encendieron una estufa, que tiene un mejor filtro que el acondicionador de aire.

Algunas áreas del centro de California cubiertas por el humo probablemente no reciban alivio hasta octubre, de acuerdo con el meteorólogo Dan Borsum.

Joe Smith, de Sacramento Loaves & Fishes, entidad que ayuda a los desamparados, dijo que la capital de California no ve un cielo azul desde hace semanas. Los indigentes han tenido que soportar la pandemia, un intenso calor y ahora un aire contaminado del que no pueden escapar.

Te va a interesar:

«Sally» se intensifica a huracán categoría 2 y amenaza costa de Estados Unidos

Microsoft: hackers podrían intervenir, otra vez, en elecciones de Estados Unidos