Chilpancingo. El gobernador Héctor Astudillo Flores se comprometió con los policías estatales que pararon labores por dos horas esta mañana a incrementar el monto de las pólizas de los seguros de vida para los agentes de 750 mil pesos a un millón de pesos.

En declaraciones al concluir la reunión con los policías que iniciaron un movimiento en demanda de mejoras a sus condiciones de trabajo, aseguró que “vamos a aumentar el seguro que es muy poco, es de 750 mil pesos”.

A pregunta expresa mencionó que no todos los policías cuentan con el seguro porque la pasada administración no pagó las pólizas correspondientes.

“Tuvimos nosotros como gobierno del estado que pagar (los deducibles) con dinero del gobierno del estado. Ya les di instrucciones al secretario de Administración y Finanzas (Héctor Apreza Patrón) para que se revise cuanto nos va a costar incrementar el monto del seguro de vida”, abundó.

En lo referente a la demanda de viáticos que los policías reclaman, dijo que también verán “cuánto nos cuesta incrementar los viáticos, que no es otra cosa que lo que usan para comer”, informó.

El gobernador manifestó que los viáticos de los policías estatales ascienden a seis mil pesos mensuales, es decir 3 mil pesos quincenales y la demanda es que se incrementen a 9 mil pesos mensuales. “Obviamente tenemos que revisar cuanto nos cuesta”.

Recordó que como parte de los compromisos se estableció que “le vamos a hacer una guardería para los hijos de los policías, buscaremos el terreno lo más rápido posible”.

Sobre la exigencia de la destitución del general Pedro Almazán Cervantes como secretario de Seguridad Pública explicó: “Hay cuestiones que no permiten satisfacer todo lo que se requiere y esto genera una circunstancia difícil en cuanto a las relaciones pero yo creo que fue oportuno el encuentro”.

Detalló que le comunicó al secretario de Seguridad que no se trataba de “mermar su mando, sino de resolver, se pueden quejar mucho en cuanto a la disciplina pero lo que yo no creo que sea adecuado es que el gobernador esté alejado” del problema que enfrenta la Policía del Estado.