El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, ofreció asesoría sicológica, talleres para jóvenes con problemas de drogadicción y reinsertarlos a la sociedad “sin importar el partido” que lo pida.

“No tenemos infraestructura pero lo que podamos, lo vamos a hacer de buena manera y con mucho gusto. No nos importa el partido que sea, lo que queremos es ayudar y de buena manera”, respondió el rector este día, respecto al llamado del subsecretario de Prevención Social de la Violencia de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alberto Begné Guerra, para que universidades y organizaciones civiles coadyuven en la prevención del delito y se realicen cursos de terapias para niñas y mujeres que han sufrido algún tipo de violencia.

El rector ofreció reorientar a los jóvenes “para que dejen de consumir drogas”, y reinsertarlos a la sociedad con talleres de manualidades, cultura y deportes que actualmente existen en las preparatorias. “Cuando nos lo pidan, podemos llevarlo hacia fuera”, dijo al término de la firma de convenio entre la Uagro y la Secretaría de Cultura este día, en esta ciudad.

Saldaña reconoció que hay estudiantes que han pedido a apertura de más espacios en las unidades académicas.

Dijo que 70 por ciento de los indígenas que estudian en la carrera de Medicina radican en Acapulco, principalmente de la colonia La Chinameca, pero “queremos ofrecer el espacio a la gente que vive en los pueblos, a la gente vulnerable”, no a los indígenas como tal.

“Quiero que los que vivan en las comunidades tengan espacio para los sierreños, afrodescendientes y gente con discapacidades. 13 por ciento (del espacio que se abrió para nuevo ingreso) es para que se distribuya entre todos. Hay muchísimos desplazados en la sierra”.

Consideró que el hecho de tener a “mil jóvenes normalistas” en las calles es por “la falta de planeación de la educación. Hay más normales privadas con igual número de bares. Formas a los jóvenes y no sabes a dónde los vas a mandar”.

Dijo que para tener una cobertura de 30 por ciento de estudiantes a nivel nacional se necesitaría que cada año, se abrieran espacios para 50 mil jóvenes.

Planteó una “ley de educación superior”, para que ya no se den los registros a cualquiera y dijo que de cada 10 universidades privadas tienen licenciaturas en Derecho, Contaduría y Administración pero no hay espacios para Gastronomía

Añadió que se tienen que modificar las carreras y que por ello la Universidad Autónoma de Guerrero, modificó su plan de estudios.

“Este año (la carrera de leyes) ya tiene que ir orientada hacia los juicios orales porque si seguimos preparándolos así, vamos a estar preparando a abogados del ayer” y ofreció abrir licenciaturas de criminología y antropología forense.

Dijo que gente “vival” y no de la universidad “han estado cobrando” por las fichas de admisión. “Nos lo han denunciado pero no podemos hacer nada. Las fichas se están entregando de manera electrónica”, declaró.