#Suave Patria

Ofrendan a los duendes del agua en Los Altos de Morelos

Se trata de una tradición que inició hace 50 años cuando los pobladores comenzaron a instalar mangueras de plástico para llevar el agua de los manantiales hasta sus comunidades.

Por Héctor Raúl González, 2019-05-06 11:03

México.- Dulces, fruta, cigarros, tequila… la ofrenda incluye lo que sea necesario para mantener contentos a los duendes que cuidan el agua del manantial que abastece a miles de personas en la zona de Los Altos de Morelos.

Se trata de una tradición que inició hace 50 años, cuando los pobladores de los municipios morelenses más cercanos al volcán Popocatépetl, comenzaron a instalar mangueras de plástico para llevar el agua de los manantiales hasta sus comunidades.

Las mangueras, que cruzan entre cerro y cerro en ocasiones se obstruyen.

Para los pobladores de Hueyapan, un municipio indígena de la región, la obstrucción se debe a que los duendes, conocidos por los habitantes de la zona como “aires”, no les gusta que se lleven su agua a través de las mangueras y entonces impiden que fluya.

Don Esteban Gerardo Pérez González, integrante del Consejo Mayor de Hueyapan, asegura que cuando eso ocurre, a través de sueños los duendes le informan sólo a algunos pobladores qué es lo que quieren a manera de ofrenda para permitir que el agua fluya a las comunidades.

“Yo he venido aquí en el lugar de este manantial para hacer el ritual de que emanen bien las aguas, que vayan a los campos para que se rieguen bonito. Este ritual para que las aguas no se terminen y para que tengan un bien funcionamiento en los campos”, explica Don Esteban el ritual de manera general antes de enfocarse en el tema de los duendes.

Ofrenda.jpg
Este ritual es para que las aguas no se terminen y para que tengan un bien funcionamiento en los campos.

“Se empezó prácticamente estos rituales que se hacen, aunado junto con el castellano, vamos a decir, lo que es la religión católica, pero esto viene de años atrás, pero ahora lo estamos haciendo desde que apareció la manguera aquí en nuestra comunidad que es de los años 70 más o menos, de ahí ya se viene haciendo estos rituales para que las aguas sigan fluyendo”.

Según la tradición, una vez que el paso del agua se bloquea por las mangueras, en muchas ocasiones producto de bolsas de aire generadas en el interior, algunos pobladores comienzan a soñar con los duendes.

Eso significa que es hora de llevarles una ofrenda.

“Traemos fruta, traemos dulces, galletas, traemos un poquito de vino para ofrendar a los aires, nosotros decimos los aires, en castellano prácticamente se dicen duendes. Entonces todos los que cuidan aquí son a los que les venimos a ofrecer esta ofrenda para que de esa manera ellos nos ayuden a conservar las aguas. Sucede de repente que los airecitos no están conformes de llevarlo el agua por manguera, entonces lo que hacemos es pedirles a que nos ayuden a que lleguen a los campos.

“Sí ha sucedido, de repente como les decía hace un rato, las mangueras de repente se obstruyen, ya no pasa el agua y ahí se hacen unas bolsas de aire y esas bolsas de aire ya no lo dejan pasar, entonces cuando ya se les hace su ritual y sus rezos, sus alabanzas y se les da la ofrenda, entonces empieza a fluir nuevamente”, cuenta Don Esteban.

Alrededor de las 9:00 horas un grupo de aproximadamente 15 pobladores de Hueyapan se concentran en el centro de la comunidad.

Llevan consigo la fruta, dulces, flores y cruz para la ofrenda.

También un anafre, carne, frijoles, refrescos, cervezas y tequila para convivir una vez que concluye el ritual.

Desde el centro de Hueyapan a bordo de tres camionetas avanza el grupo hasta llegar, 5 kilómetros después, al manantial de Xantamalco.

Algunos integrantes del grupo descienden por la ladera de una barranca hasta llegar al manantial, mientras que otros preparan todo para el convivio que sigue al ritual.

En una de las paredes de la barranca, los pobladores colocan una cruz adornada, las flores y la fruta que pidieron los duendes.

“Aquí va cambiando porque no siempre puede ser la misma cosa, entonces cada ciclo pues se tiene que cambiar y así venimos haciéndolo, ya tiene varios años”, comenta Don Esteban.

Ofrenda 3.jpg
En el ritual no solo se pide por el agua de los pobladores de Hueyapan, sino por su abasto en todo el mundo.

Poco a poco comienzan a llegar otros grupos de habitantes de la zona al manantial.

Cada grupo instala su ofrenda en distintos puntos del manantial.

Don Esteban es uno de los pobladores que tiene el don de comunicarse con los duendes, por eso es quien encabeza el ritual y el rezo de un rosario.

Incluso en alguna ocasión, asegura, los ha visto.

Cuenta que puede hacerlo porque de niño le cayó un rayo.

“Yo hace muchos años, cuando era yo niño, me pegó un rayo y después de ahí empecé en sueños a obtener esa comunicación con los aires, entonces de ahí proviene y ya más adelante ya cuando apareció la manguera pues ya venimos hasta acá, pero anteriormente se ha hecho en otras partes también los rituales.

“Aquí principalmente cuando necesitan a que nosotros vengamos entonces me dicen qué es lo que les vamos a traer, qué es lo que se les ofrece, vamos a decir, para ofrecerles aquí una fruta, unos dulces, unas galletas”, comenta.

En el ritual no solo se pide por el agua de los pobladores de Hueyapan, sino por su abasto en todo el mundo.

“Aparte de eso también pido que todos los manantiales, que todos los ríos, los mares, los bendiga Dios para que de esa forma no falte en todo el mundo, no nada más aquí, sino que en todo el mundo”, asegura.

Cuando concluyen los rezos, los participantes beben agua del manantial y comparten un poco de tequila.

Con los duendes contentos con su ofrenda, los pobladores salen de la barranca y un llano, en medio del bosque, celebran que el agua volverá a fluir a través de las mangueras.

#Suave Patria

Pemex tendrá que importar crudo ante déficit para refinación

Según cálculos del 2019 al 2024 existiría un faltante para refinación de 52,000 barriles diarios de aceite en promedio, cada año.

Por Redacción, 2019-07-21 11:42

México.- A lo largo del presente sexenio, Petróleos Mexicanos (Pemex) no dispondrá de petróleo crudo suficiente para cumplir sus metas de refinación, por lo que muy probablemente tendrá que importar el faltante, según las cifras proyectadas en su Plan de Negocios 2019-2023.

De acuerdo con cálculos a partir de los pronósticos de producción e importación de petróleo y de proceso de crudo en refinerías expuestos en el plan, del 2019 al 2024 existiría un faltante para refinación de 52,000 barriles diarios de aceite en promedio, cada año.

Esta cantidad es equivalente a 5% del crudo que se prevé procesar en el Sistema Nacional de Refinación durante el sexenio. Para cada año del periodo, este monto se deduce de restar el volumen de petróleo crudo que se procesará en refinerías del volumen de aceite que queda luego de descontar a la producción las exportaciones.

Por ejemplo, para el 2019, Pemex prevé una producción de 1 millón 707,000 barriles de crudo y una exportación de 1 millón 141,000 barriles. La diferencia consiste en un volumen de 566,000 barriles de aceite disponibles para ser refinados localmente.

No obstante, para ese año Pemex anticipa que las seis plantas que a la fecha conforman su sistema de refinación procesen 643,000 barriles diarios de petróleo crudo, dando como resultado un déficit de 77,000 barriles diarios, equivalente a 12% de la meta de proceso de aceite.

Para el 2020, año en el que se proyectó mayor extracción de petróleo y menor venta en el exterior, el faltante baja a 10,000 barriles diarios, que cuentan por 1.3% de la meta de procesamiento para ese año, que es de 788,000 barriles diarios.

En los años subsiguientes, la brecha negativa crece a medida que lo hacen las metas de refinación. En el 2021 sube a 15,000 barriles diarios (1.5% de la meta de proceso de crudo), en el 2022, a 37,000 barriles (3.2%), en el 2023 a 61,000 barriles diarios (4.1%) y en el 2024, a 113,000 barriles diarios (7.6% de la meta de refinación).

Pemex prevé que el proceso de crudo en refinerías crezca 43% durante el sexenio, para pasar de 612,000 barriles diarios (menos de 40% de la capacidad de transformación actual) a 1 millón 485,000 barriles diarios (75% de la capacidad proyectada para ese año), gracias a la recuperación de la capacidad actual y a la puesta en marca de la refinería de Dos Bocas.

Sólo este último complejo refinador aportaría una producción de 320,000 barriles diarios al cierre del sexenio, pues trabajaría a 95% de su capacidad.

“Con la entrada en operación de la refinería Dos Bocas que privilegiará la producción de gasolinas y diesel, en el año 2023, la participación de la gasolina producida por Pemex en el abasto del mercado nacional alcance casi 70% de la demanda esperada”, afirma Pemex en su Plan de Negocios, difundido esta semana.

En el caso del diesel, la petrolera prevé abastecer 93% del mercado para el 2023. Menos de un tercio del mercado de ambos combustibles es abastecido hoy en día con producto refinado localmente.

#Suave Patria

Alcocer y Espriú fueron espiados por el gobierno en los años setenta

Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la SEP, también era vigilado.

Por Redacción, 2019-07-21 11:29

México.- Al igual que el presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de su gabinete legal fueron espiados por los gobiernos delPartido Revolucionario Institucional (PRI) en la década de los 60 y 70, a través de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) -antecesora del Cisen-, como Jorge Alcocer Varela, titular de Salud (Ssa), y Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En nuevos expedientes desclasificados por el Archivo General de la Nación (AGN) se detalla que la agencia de inteligencia del Estado vigiló a los actuales funcionarios públicos en viajes que hacían a Cuba y cuando visitaban a presos políticos y a guerrilleros en la cárcel, además le daban seguimiento a los empleos en los que se desempeñaban hace 40 años.

Visitas a presos políticos

En el expediente de Jorge Alcocer Varela, actual secretario de Salud, se detalla cada una de las visitas que hizo al penal de Lecumberri y a la cárcel de Santa Martha Acatitla para convivir con presos políticos, así como los viajes que hizo a La Habana, Cuba, a inicios de la década de los 70.

En el archivo de 326 hojas se indica el seguimiento detallado que hizo la DFS sobre Alcocer Varela, iniciado el 10 de noviembre de 1968 -un mes después de los hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco- cuando visitó a su amiga Adela Salazar Carbajal, una activista sindical que fue detenida junto con su esposo por el Ejército en Ciudad Universitaria.

Al revisar los reportes elaborados por la extinta dependencia se encontró que Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la SEP, también era vigilado, ya que se indica que ese mismo día fue visitado en el llamado Palacio Negro por una persona que tenía su domicilio en Coyoacán.

En otro reporte fechado el 8 de junio de 1968, la DFS reportó que Alcocer Varela fue a Lecumberri a visitar a su amigo Heberto Castillo Martínez, entonces profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y quien fue recluido por haber participado en el movimiento estudiantil de 1968. El Universal

Los expedientes desclasificados por el AGN detallan que la agencia de inteligencia del Estado vigiló a los actuales funcionarios públicos.

#Suave Patria

Juez da prisión preventiva a general Sócrates Herrera por huachicoleo

Por Redacción, 2019-07-21 11:11

México.- Un juez federal decretó la prisión preventiva oficiosa en contra del general Sócrates Alfredo Herrera Pegueros, exgerente de Seguridad Física de Pemex, implicado en actividades de robo de combustible o  huachicoleo; él estaba a cargo  de manera directa por el general Eduardo León Trauwitz, exsubdirector de Salvaguarda Estrátegica de la empresa productiva del Estado.

Fue detenido el pasado jueves 18 de junio en el puerto de Acapulco, Guerrero, en cumplimiento a una orden de aprehensión por delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburos y sustracción ilícita de hidrocarburos.

Tras celebrarse la audiencia de imputación en el Centro de Justicia Federal en Almoloya de Juárez, Estado de México, la Fiscalía General de la República (FGR) sostuvo que Herrera participó de la red de funcionarios que se integró al interior de Petróleos Mexicanos para permitir el robo de combustibles.

Tras concluir también que se cumplieron con las formalidades legales en su detención y determinar que el general Herrera Pegueros permanecerá en el Penal de Máxima Seguridad del Altiplano, la defensa solicitó la ampliación de término constitucional para combatir los datos de prueba del ministerio público, ante de que desahogue la diligencia de vinculación a proceso.