La empresa Aleatica (antes OHL México) precisó que la relación que existió con Emilio Lozoya Austin se limitó “estrictamente” a su participación como consejero independiente, desde octubre de 2010 hasta abril de 2012.

Afirmó que no tuvo ningún cargo o responsabilidad ejecutiva, y que en dicho periodo no se originó ninguna nueva concesión para la compañía ni fue aprobada inversión relevante alguna.

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) es investigado por su posible participación en un caso de corrupción que incluye a la española OHL, quien habría utilizado una cuenta en Suiza para enviar fondos a una firma relacionada con dicha constructora.

“El objeto social de Aleatica siempre ha estado acotado a la operación de concesiones de infraestructura de transporte. Las actividades de desarrollo de obras o proyectos de construcción a las que se han referido algunos reportes mediáticos son ajenas a Aleatica, y presuntamente se refieren a diferentes subsidiarias del grupo español OHL, con operaciones en México y otros países.

“Pronunciándose expresamente ajena, Aleatica, no estuvo involucrada y desconoce cualquier transacción que pudiera haber existido entre Emilio Lozoya y cualquier otra subsidiaria o afiliada del grupo español OHL o Infoglobal”, aseveró en un comunicado.

Recordó que desde el mes de abril de 2018, cuando IFM Investors concluyó la adquisición, a nivel global, de la subsidiaria del grupo español OHL encargada de operar concesiones -OHL Concesiones-, Aleatica no mantiene vínculo corporativo alguno con dicha empresa.

También aclaró que las relaciones contractuales restantes en México, a través de sus subsidiarias constructoras en diversos países, han sido terminadas en su totalidad.

Aleatica aseguró que inició los procesos de arbitraje correspondientes, situaciones anunciadas por la compañía mediante eventos relevantes publicados los días 8 y 9 de abril de 2019, respectivamente.