Ciudad de México.-Los primeros avances en la investigación que encabeza la Fiscalía General de Justicia local (FGJ), luego de que en dos diferentes hechos seis personas fueran acribilladas en Santo Tomás Ajusco, en la alcaldía Tlalpan, apuntan a que una célula del Cártel de los Beltrán Leyva que protege a grupos de despojo de predios y tierras ejidales, es la responsable de la violencia detonada en la zona.

El primer ataque fue alrededor de las 20:30 horas del martes en las calles José María Morelos e Ignacio Zaragoza; ahí fueron atacados Máximo Rosas Salcedo, de 45 años, y Pedro Wilfredo García Ceballos, de 26, quienes viajaban en un vehículo Ford Focus gris, con placas de circulación 569MBE; en una revisión, a las víctimas se les encontraron armas de fuego tipo escuadra .22 y 9 milímetros.

Seis horas después, a las 02:30 horas, cuatro hombres a bordo de un auto Chrysler 300 color blanco, con placas MVX 6866, fueron baleados en la calle Mariano Escobedo y cerrada de Mariano Escobedo, en el mismo sector.

Testigos revelaron que al menos cinco sujetos participaron en el ataque; en el lugar se localizaron 50 casquillos de fusiles de asalto.

Sobre los incidentes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que se reforzará la presencia policial y de la Guardia Nacional.