Ciudad de México.- Los Juegos Olímpicos del año 2016, dejaron una gran deuda, instalaciones casi destruidas, aguas contaminadas, cataratas fecales y basura transitando sin control en las calles de Río de Janeiro, Brasil

A seis meses del evento, las instalaciones del estadio Maracaná se degeneraron más de lo que ya estaban por la falta de mantenimiento, el cableado desapareció, el área de la presa fue declarada como zona peligrosa, y los asientos acumulados en el olvido.

olimpiadas-rio-brasil-estadio

Pero era de suponerse, si el lugar solo pintarrajeo la fachada ya que aún temían colapsará el techo sobre algunos de los espectadores durante alguna competencia Olímpica, o bueno, así lo dio a saber a CNN, el responsable del estadio, Daelcio de Freitas.

“Hay cosas que están algo dañadas, como el césped o los asientos. Sin embargo; nuestra principal preocupación es la seguridad de los espectadores que vienen a Maracaná y por tanto debemos asegurarnos que elementos como el techo no se ven comprometidos”, indicó Daelcio.

olimpiadas-estadio olimpiadas-rio

El estadio que se iluminó en la apertura de las olimpiadas, hoy permanece sin luz debido al adeudo que tiene por millones de dólares, sin contar que el pasto parece más un desierto que la sede para un partido de futbol.

estadio-maracana-olimpiadas

Cuando se supo que los mejores competidores del mundo se sumergirían en las aguas de Brasil, fuertes críticas se dieron ya que las autoridades no lograron remover los residuos y cuerpos muertos que abundaban.

aguas-brasil-olimpiadas

Ahora que la contaminación se incrementó, los más grandes barrios se inundan entre riachuelos de aguas fecales que caen como cascadas entre las casas.

olimpiadas-brasil