México.-La señora Sandra Ortiz cocinaba como de costumbre en la fonda “Comedor Alex”, en la colonia San Rafael, hasta que la olla exprés le explotó directo en la cara y falleció.

Su sazón era conocido por los vecinos de la calle Thomas Alva Edison y otros que acostumbraban comer en el lugar para probar sus platillos.

Ayer, después del mediodía, ocurrió el accidente que la dejó sin vida, pues de repente la olla de 13 litros en la que calentaban frijoles, explotó y el estruendo fue tan fuerte que hasta los vecinos bajaron de sus departamentos para ver qué había sucedido, pues las ventanas se cimbraron.

Sus patrones, otros empleados y los comensales no sufrieron daños, ya que estaban alejados de la estufa, localizada en la entrada del local.

La dueña del comedor se dio cuenta que la señora Sandra ya no vivía, pues su cuerpo ya no reaccionaba y tenía una mancha de sangre que cubría su nariz y boca.

Los bomberos llegaron al sitio y corroboraron primero que no hubiera fuga de gas, después los policías acordonaron alrededor de la fonda y bloquearon la banqueta.

“Explotó la olla exprés… falleció la cocinera, era mi cocinera… tenía 53 años. Su cuerpo está ahí, están esperando a los peritos para recogerla”, dijo la patrona de Sandra, asustada y sollozando sin parar.

Mientras el personal de Servicios Periciales se paraba sobre la barra para tomar fotos de la cocina, los vulcanos esperaban la señal para entrar al lugar y ayudar a sacar el cuerpo.

Ningún familiar de la víctima llegó al lugar, pero lo que sí es que decenas de vecinos lamentaron su muerte, pues trabajaba desde hace más de dos años y era amable.