Ciudad de México.- Despacito, de Luis Fonsi y Daddy Yankee, una de las canciones que hoy en día escuchamos hasta en la sopa, llegó ya la fe católica.

Ya hemos escuchado distintas versiones de esta canción, haciendo referencia a las voces políticas más populares de México.

También es cuchamos al duo Keuman quienes interpretan la canción con 20 voces famosas diferentes.

Y qué decir del nuevo furor de esta canción con Justin Bieber.

Sin embargo, esta versión de los jóvenes madrileños La triple L, busca llegar al público católico con su versión llamada Resucitó.

Luis Casarrubios y los hermanos Llandres, Eduardo y Guillermo, han cambiado la letra del tema de Fonsi por referencias bíblicas.

Estos jóvenes madrileños, que pertenecen al movimiento católico Cursillos de Cristiandad, han convertido Despacito en Resucito, diciendo: "Resucito, que me crucifican pues yo resucito. Fui a Jerusalén montado en un burrito, pero al tercer día la lié un poquito".