Ginebra, (ABC).-Este jueves se cumplen ya seis meses desde que la Organización Mundial para la Salud (OMS) declaró la emergencia de salud pública de importancia internacional por el nuevo coronavirus. Lejos de frenar los contagios, la pandemia sigue creciendo en todo el mundo, motivo por el que el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, va convocar al comité de emergencia esta semana.

Según ha detallado en una rueda de prensa virtual desde Ginebra, el objetivo de la reunión será "reevaluar" la situación de la pademia. Refiriéndose a la emergencia de salud pública de importancia internacional, Tedros dijo que "es, probablemente, la más grave, con casi 16 millones de casos y más de 640.000 muertes y la pandemia sigue aumentando su ritmo. En las últimas seis semanas, se han doblado los casos".

No obstante, el director del organismo ha indicado que si se cumplen las medidas de prevención, el mundo podría vencer al virus. "Donde se siguen estas medidas, los casos disminuyen. Si no lo son, los casos aumentan", dijo, elogiando a Canadá, China, Alemania y Corea del Sur por controlar los brotes.

Tedros ha reiterado la necesidad de que los países encuentren, aíslen y traten los casos, así como que identifiquen y pongan en cuarentena a los contactos. "Manténgase alejado de los demás, lávese las manos, evite áreas abarrotadas y cerradas, y use una mascarilla allí donde se recomiende", ha advertido el dirigente del organismo de Naciones Unidas.

Además, ha indicado que para salvar vidas "tenemos que contener la transmisión y, al mismo tiemp identificar cuáles son los grupos más vulnerables para que la tasa de mortalidad se mantenga a un mínimo". En este sentido ha detallado que "en Australia es muy baja" y que "Japón también es un buen ejemplo".

Finalmente, Tedros ha asegurado que el futuro de la evolución de la pandemia del Covid-19 está "en nuestras manos", y ha comentado que la OMS sigue estando "totalmente comprometida" en ayuda a todas las personas y a todos los países a través de la ciencia, solidaridad y aportando soluciones.

"Cuando cumplimos seis meses desde la declaración de la emergencia sanitaria mundial, la pandemia está demostrando que la salud no es una recompensa para el desarrollo, es la base de la estabilidad social, económica y política", ha zanjado Tedros.