Organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres exigieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) y a los jueces que procedan legalmente y no liberen al turista canadiense, de 68 años de edad, identificado como presunto responsable de abuso sexual a una niña de tres años de edad.

Con pancartas en mano, un grupo de mujeres protestó en el exterior de la Agencia de Delitos Sexuales en Central Regional de la FGE en Acapulco, en donde permanece detenido desde la tarde del domingo el canadiense identificado como Walter Zuk.

María de Jesús Martínez, presidenta de la organización Mujeres y  Hombres Avanzando Juntos, exigió para la “violación” de los derechos de las y los niños, así como actuar en contra de los padres que son “permisivos” ante los abusos de sus hijos.

Además aseveró que el puerto de Acapulco es conocido a nivel mundial como un paraíso de “prostitución infantil”.

“Violan sus derechos, sin que nadie tome cartas en el asunto, me parece que ahí el estado reacciona bajo la presión de las redes sociales. Por eso queremos que se aplique la justicia, que no salga libre porque es extranjero”, dijo.

Martínez también pidió a las autoridades que no cometan errores jurídicos para que no den pretexto al abogado del turista canadiense y salga libre por omisiones, como ya ha ocurrido en otros casos.

“Necesitamos que se haga justicia para las mujeres, para las niñas, porque están completamente desprotegidas, si a las mujeres las están matando imaginen a las niñas”, lamentó.

En tanto, la coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos en Acapulco, Fany Ruth Lara García llegó minutos después al Ministerio Público en donde el grupo de mujeres se manifestaban. Ahí declaró a los reporteros que continúa la investigación en contra del canadiense por el cargo de abuso sexual y confirmó que la madre de las menores fue quien interpuso la demanda.

Dijo que le preocupa la situación de las menores porque "se manejó nada más una menor, cuando vemos en el video que son dos", no obstante, añadió que la investigación continua.

Incluso, expresó que pidió la presencia de un perito traductor aún cuando el canadiense "entiende perfectamente el castellano".

Informó que hasta el momento el consulado canadiense ya realizó dos visitas al Ministerio Publico en donde se encuentra el acusado.

Por su parte, Liliana Galeana Hernández de la agrupación Mujeres Jóvenes del Estado de Guerrero, también pidieron que no se ponga a los padres de esta niña de tres años de edad como “víctimas”, pues dijo también deben ser investigados.

“Es un caso denunciado por un ciudadano, queremos que se haga algo en contra de los padres irresponsables, queremos esclarecimiento de los hechos, que también se investigue a los padres y que intervenga tanto el gobierno estatal como el municipal”, alertaron.

Esas agrupaciones también solicitaron al DIF municipal que intervenga en el caso y asuman la responsabilidad de la niña de tres años y su hermana, quienes aparecen en un video junto al turista canadiense.

En las pancartas utilizadas durante la protesta se leían algunas de las peticiones: “no a la prostitución infantil”, “no a la explotación” y “cuidar a la infancia”.

El caso fue expuesto en redes sociales por un ciudadano que grabó el video en donde se mostró al turista, Walter Zuk, besando en la boca a una niña, de aproximadamente tres años de edad.

El canadiense de 68 años de edad fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público por el delito de presunto abuso sexual hacia una menor de tres años. El término constitucional vence el próximo 29 de este mes a las 17:30 horas.