México. Notimex.- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato del defensor de los derechos humanos, Arnulfo Cerón Soriano, y exhortó las autoridades a investigar los hechos.

En un comunicado, la oficina de la ONU-DH señaló que con el homicidio Cerón Soriano ya son al menos 18 las personas asesinadas defensoras de derechos humanos en México durante este año.

También indicó que siguen desaparecidos desde el pasado 3 de agosto Aarón Méndez y Alfredo Castillo, defensores de migrantes de Tamaulipas.

Jan Jarab, el representante de la ONU-DH en México, dijo que “este crimen no puede quedar impune. Es el momento de demostrar que no se puede atacar el derecho a defender derechos humanos”.

“Es necesario concluir las investigaciones avanzadas por la Fiscalía General del Estado de Guerrero sobre quienes participaron en estos hechos, incluyendo sus autores intelectuales, para que rindan cuentas ante la justicia", enfatizó.

Jarab también recordó que la participación de los representantes de las víctimas y el activo involucramiento de las instituciones estatales y federales, en respuesta a la demanda de dichos representantes, han sido esenciales para la búsqueda de desaparecidos.

“La coordinación lograda entre las fiscalías y las comisiones de búsqueda en este caso, tras unos primeros momentos de inacción, debe ser la pauta en todo el país para garantizar la búsqueda efectiva de todas las personas desaparecidas”, indicó.

Asimismo, indicó que los mensajes de rechazo contra cualquier ataque que sufren quienes ejercen la labor de defensa de los derechos humanos y las muestras de respaldo a su legítimo trabajo deben continuar.

Además, la ONU-DH refrendó su solidaridad con la familia Cerón Soriano y compañeros del Frente Popular de la Montaña, además de señalar el deber de las instituciones para garantizar la protección integral, incluidas la esposa e hijos.