#Suave Patria

ONU-DH y ONU-Mujeres condenan el asesinato de Anabel Flores

Por Redacción, 2016-02-12 13:14

La Oficina en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenan el asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar, reportera del periódico El Sol de Orizaba en el estado de Veracruz.

La víctima había sido reportada como desaparecida el lunes 9 de febrero después que un grupo de personas armadas la sacaran de su domicilio en el municipio de Mariano Escobedo, estado de Veracruz. Su cuerpo fue localizado al día siguiente en la carretera Cuacnopalan – Oaxaca, en el municipio de Tehuacán, estado de Puebla. Fotos de la periodista muerta y semidesnuda fueron exhibidas en varios medios de comunicación atentando contra su dignidad.

De acuerdo con los datos publicados por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Procuraduría General de la República, Veracruz es el estado que presenta el mayor número de periodistas asesinados y asesinadas en el país con 15 casos registrados entre enero de 2005 y julio de 2015. Asimismo, hay cuatro periodistas que están desaparecidos en el mismo estado.

La ONU considera que el caso de la periodista  Anabel Flores se une al de otras comunicadoras en Veracruz como los casos de las periodistas Yolanda Ordaz de la Cruz y Regina Martínez, asesinadas el 26 de julio de 2011 y el 28 de abril de 2012 respectivamente, así como el caso Iracema Becerra, quien laboraba en un medio de comunicación local, asesinada el 3 de mayo de 2012 junto con los reporteros Esteban Rodríguez, Gabriel Huge y Guillermo Luna.

El 3 de noviembre 2015 se adoptó un convenio por parte de autoridades estatales y federales para la implementación de medidas para garantizar condiciones que permitan el libre ejercicio de la libertad de expresión en Veracruz.

Asimismo, que ONU-DH y ONU-Mujeres reconocen que en el caso de Anabel Flores se están adoptando medidas de protección para sus familiares, tanto por los mecanismos federal y estatal de protección a periodistas, como por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Las Oficinas en México de ONU Mujeres y ONU-DH alientan a las autoridades mexicanas a investigar diligentemente el asesinato de Anabel Flores, con una perspectiva de género, considerando múltiples líneas de investigación y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima, así como a tomar todas las medidas necesarias para juzgar y sancionar a los responsables de la violencia contra las y los periodistas

Asimismo, ONU-DH y ONU-Mujeres expresan su preocupación por las amenazas que ha sufrido Álvaro Delgado, periodista del semanario Proceso, a raíz de sus expresiones vertidas en redes sociales sobre el asesinato de Anabel Flores e instan a las autoridades para que investiguen su origen y adopten las medidas de protección que sean oportunas.

Desde las Oficinas en México de ONU Mujeres y ONU-DH renovamos nuestro compromiso para cooperar con todas las instituciones y autoridades mexicanas para continuar reforzando las políticas y la institucionalidad existente en materia de protección de periodistas y personas defensoras de derechos humanos en el país.

Ambas Oficinas expresan sus sentimientos de condolencia y solidaridad con las y los familiares de Anabel Flores, sus colegas periodistas y la sociedad veracruzana en su conjunto.

#A sangre fría

Así engañaron a Mariana los dos feminicidas antes de matarla

De acuerdo con Daniel Méndez, Mariana murió a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico.

Por Héctor Raúl González, 2019-05-24 14:05

México.- Los dos asesinos de Mariana, la joven universitaria de 22 años de edad, la engañaron la noche del 9 de mayo cuando le dijeron que la llevarían a su casa.

Daniel Méndez, primo de la víctima, contó que versiones de testigos señalaron que Mariana conoció a sus dos asesinos la noche del 9 de mayo en un bar de la Avenida Universidad, ubicada en el norte de Cuernavaca.

Poco después de las 21:30 horas los dos presuntos asesinos, L.A.B.B, de 17 años de edad, y  Enrique “N”, de 18, le dijeron que la llevarían a su casa, pero no fue así.

“Ocurrió que estaba ese día en el lugar, ya después de tales horas de la noche, las 9, 9 y media de la noche ya no respondió el celular; la información que tengo es que estos tipos se llevaron a mi prima del bar diciéndole que la iban a llevar a su domicilio, lo cual no ocurrió, se la llevaron a otro lugar y ahí fue donde ya no cuadró y la familia, la madre de Mariana, trató de contactarla, pero la primera llamada entró, la segunda llamada ya habían apagado el celular, entonces con versiones de personas que dieron testimonio, que es anonimato nos revelan cómo sucedieron las cosas”, dijo Méndez a través de un video que compartió.

Fue en la Autopista del Sol, poco antes de llegar al Centro de Convenciones Morelos, los dos sujetos asesinaron a golpes a Mariana.

“Se fue con ellos, fueron indicando que iban hacia Taxco, pero no sabían a dónde, que es lo que habían hecho, ya hasta después se sabe que estaban en el carro y ahí, por exactamente casi llegando al World Trade Center de Xochitepec, ahí es donde se encuentra el cuerpo de mi prima abandonado, sin ropa y tirada bajo abajo.

“Le arrebataron la vida con una brutalidad que solo los cobardes lo hacen porque una mujer es indefensa ante dos hombres, entonces sí es doloroso saber cómo sufrió, como la trataron, todo lo que tenían, todo lo que pasó en ese momento”, dijo.

De acuerdo con Daniel Méndez, Mariana murió a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico.

“Provocándole una golpiza, varios golpes en la cabeza, terminaron con su vida por una hemorragia cerebral por traumatismo craneoencefálico severo.

“Fue muy doloroso para la familia, de hecho muchos de mis familiares no vieron las imágenes, yo sí tuve acceso a las imágenes y te quedas con el coraje que no puedes soportar, por eso queremos que se haga justicia, porque no queremos que estas personas estén en la calle y que no deseo que a nadie más le pase porque sí es una pérdida muy dolorosa”.

#Suave Patria

Desplazados de Chenalhó mantienen paro en Palacio Nacional

El gobierno no les dio alternativas para su refugio por lo que los desplazados viven actualmente en un campamento en San Cristóbal de las Casas,

Por Redacción, 2019-05-24 13:41

México.- A días de cumplirse tres años de ese 26 de mayo, en el que 238 personas, entre ellas 123 niños, fueron desplazados del Ejido Puebla, municipio de Chenalhó en Chiapas, los desterrados de su comunidad permanecen en paro indefinido a las puertas de Palacio Nacional.

El vocero de la Comisión Ejecutiva de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional, Jesús Gutiérrez Valencia, señaló el gobierno no les dio alternativas para su refugio por lo que los desplazados viven actualmente en un campamento en San Cristóbal de las Casas, donde carecen de medicamentos, lo que ocasionó la muerte de dos niñas.

Por su parte, acusó el vocero, el gobierno estatal y federal no han querido resolver este problema de fondo, pues sólo les han dicho que canalizarán su caso con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez.

Gutiérrez Valencia dijo que si bien es cierto que este es un problema que hereda el actual gobierno de administraciones pasadas, también es verdad que tiene la obligación política y moral de generar condiciones de retorno seguro para las familias desplazadas.

Araceli Cruz López, representante de las familias desplazadas, recordó que el 26 de mayo de 2016 fueron agredidos con palos, piedras y armas de fuego por simpatizantes de la presidenta municipal, Rosa Pérez Pérez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

El motivo del altercado, en el que murieron Guadalupe Cruz Hernández y la menor Adriana, fue por no haber votado por ella en las elecciones y por reclamarle haberlos discriminado y marginado en los programas sociales.

Ello provocó que los agredidos se organizaran con otras comunidades del mismo municipio que padecían de la misma situación; realizaron diferentes marchas de protesta en Chenaló, lo que preocupó a la presidenta, así como al entonces gobernador, Manuel Velasco Coello, y a Eduardo Ramírez Aguilar, también del PVEM, pues se dice que recibirán dinero de Pérez Pérez.

Esos recursos, señaló, eran tomados del presupuesto destinado a mejorar las condiciones de las comunidades indígenas.

De acuerdo con Araceli Cruz López, este próximo 26 de mayo se cumplen tres años de haberse convertido en desplazados y sobrevivientes fuera de su comunidad, por lo cual claman justicia y poder regresar a su hogar.

#Suave Patria

«No acaben con nuestras becas», demandan médicos residentes

El movimiento de médicos residentes emitió un manifiesto en el que resaltó la labor que cada año desempeñan los pasantes.

Por Redacción, 2019-05-24 13:38

México. Notimex.- La Asamblea Nacional de Médicos Residente (ANMR) expresó su apoyo a los pasantes que realizan su servicio social en el ciclo 2019-2020 y exhortó a las autoridades de salud a garantizar la cobertura de las plazas programadas sin recorte de becas para dicho período.

En días pasados, mediante el oficio DGCES-DES357-2019 la Secretaría de Salud solicitó a las áreas médicas informen el número de alumnos que dan servicio a la población por 900 o 3 mil 600 pesos al mes, para que el monto sea reducido a la mitad en las carreras de medicina y enfermería y se cancele en la disciplina de odontología y otras afines a la salud.

Ante la información del recorte del presupuesto federal en salud para becas sociales como parte de las medidas de austeridad, el movimiento de médicos residentes emitió un manifiesto en el que resaltó la labor que cada año desempeñan los pasantes al poner en práctica todo el conocimiento que adquieren después de años de estudio y preparación.

Detalló que son un apoyo en las áreas de salud donde se les asigna, particularmente en las zonas rurales, “a pesar de las lamentables condiciones de seguridad e insumos con los que cuentan y recibiendo un pago insuficiente por mantener en gran parte la atención de la salud primaria”.