Ciudad de México.- La Oficina en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó a respetar el derecho a la manifestación luego de que policías de Guanajuato arrestaran, golpearan y fracturaran a familiares de víctimas, y a visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“Ante los hechos ocurridos en Guanajuato, la ONU-DH hace un llamado a respetar el derecho a la manifestación e investigar las alegaciones de un posible uso excesivo de la fuerza y de detenciones arbitrarias, y la actuación de la policía”, escribió la ONU en Twitter.

“Recordamos que la manifestación pacífica es un derecho y como tal debe ser respetado y las condiciones favorecidas para su ejercicio. Además, las personas que han resultado lesionadas deben ser atendidas de manera pronta y adecuada”, agregó.

Familias de personas desaparecidas fueron bloqueadas por elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato (FSPE) cuando protestaban en la avenida Santa Fe, en la capital de la entidad, para exigir que el Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo los escuche y reponga el proceso de selección del titular de la Comisión Estatal de Búsqueda. Colectivos reportaron que al menos cinco mujeres fueron detenidas.

Los elementos de las FSPE habrían detenido a las cinco mujeres y, durante el forcejeo, a una le rompieron la pierna.

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad informó en sus redes sociales que las mujeres detenidas fueron identificadas como Vero Salas, Vero Durán, Karla Martínez, Patricia Barrón y Olimpia Montoya.

Colectivos de familiares de desaparecidos, activistas y fuentes federales confirmaron a SinEmbargo que una de las personas detenidas durante la protesta es Jorge Francisco Rubio Salgado, visitador adjunto de la coordinación del programa de Personas Desaparecidas de la primera Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La organización civil Serapaz externó su preocupación por las agresiones registradas.

Estas mujeres y hombres de familia que se convirtieron en activistas reclamaron a Diego Sinhue: “No leíste bien la minuta: las investigaciones sigue en nada, queremos que se restablezca el proceso de selección y que las familias participen, tengan voz y voto”.