México.- La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos Michelle Bachelet expresó su rechazo al uso de la fuerza perpetrada por la Guardia Nacional contra los migrantes provenientes de América Central quienes intentaban entrar al país por la frontera sur.

“El uso de la fuerza para detener o dispersar migrantes, en este caso de las caravanas, debería ser evitado, incluyendo el uso de armas no letales”, dijo en rueda de prensa en Ginebra la portavoz del ACNUDH Elizabeth Throssell a pregunta expresa de Apro.

“El uso de la fuerza, y esto incluye el uso de fuerza menos letal, tiene que ir en línea con los principios de necesidad, proporcionalidad y contención”, remarcó Throssell quien expuso que hay lineamientos muy claros en el derecho internacional sobre el uso de la fuerza o de armas de fuego en estos casos.

Por su parte el portavoz del Alto Comisionado para Refugiados (ACNUR) Andrej Mahecic apoyó lo dicho por la oficina de Bachelet y agregó que es indispensable que las autoridades mexicanas recuerden que “están sujetas a leyes internacionales en lo que se refiere a las normas de protección de refugiados”.

Cualquier persona que afirma huir de la violencia, que teme por su vida o corre peligro y clama por asilo, tiene derecho a solicitarlo y se le debe autorizar para permanecer en el territorio en donde lo pide”, argumentó.

Todos son sujeto de asilo

Puntualizó que todas las personas que son sujeto de asilo deben contar con garantías de seguridad, guía, información y asistencia de las autoridades migratorias para realizar el trámite de la manera más expedita posible.