Ciudad de México.- El gobierno federal avaló que la ONU pueda intervenir en el país en casos de desaparición forzada y de violación de derechos humanos. El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que hoy enviará al Senado el documento de aprobación del Ejecutivo "para que en los temas de desaparición forzada, en todo lo que es desaparición de derechos humanos, pueda intervenir sin ninguna limitación la ONU; esto no se había aceptado por parte de México, que pudiese intervenir la ONU en estos casos".

Sobre los hechos en San Fernando, Tamaulipas, afirmó que "están abiertas las investigaciones, son hechos muy lamentables, en efecto fue una masacre hace 10 años de migrantes y tenemos que seguir con la investigación, ahora no se protege a nadie, no hay impunidad".

Tras subrayar durante su conferencia de prensa matutina de este lunes en Palacio Nacional que “están detenidos la mayoría de los responsables de la matanza de la familia LeBarón”, recordó que su administración anunció el año pasado medidas para reforzar la seguridad en la frontera sur del país que causaron cuestionamientos a su gobierno, pero apuntó que en su momento se explicó que dichas acciones permiten proteger a los migrantes, y ya no se han registrado de agresiones a migrantes similares.

“En su momento nosotros sostuvimos que era importante, más allá de la ilegalidad, cuidar a los migrantes centroamericanos, porque los organizaban, había tráfico a partir de la entrega de dinero de los llamados polleros, organizaban caravanas para pasar por México y llegar a Estados Unidos”, expuso el Jefe del Ejecutivo a la vez que insistió que dejar pasar sin control a los migrantes representa “exponerlos a riesgos”.

Además, el presidente refirió que se denunció en medio de comunicación un posible delito cometido por un miembro del Ejército al “rematar a un herido” durante un enfrentamiento. Al respecto, anunció que se investigará dicho caso y no se permitirán esas prácticas.

Reconoció que “na habido casos (de presuntos abusos de integrantes de las Fuerzas Armadas), pero en todos, sin distingo, se castiga a los responsables” y recordó que desde el inicio de su administración se reforzaron protocolos de actuación del Ejército y la Marina para salvaguardar los derechos humanos.

Hubo un tiempo en que el gobierno estaba infiltrado por delincuentes, pero “ya no”, y ahora hay Estado de derecho en el país, apuntó el Presidente.