México. Notimex.- La versión original de la ópera “Macbeth”, de Giuseppe Verdi, se presentará del 13 al 23 de septiembre en el Palacio de Bellas Artes, con un elenco acompañado por la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes.

Es la versión de 1847 que desde hace años no se presentaba en México, pues es común ver la de 1865. En las cuatro funciones, divididas en cuatro actos, el barítono Alfredo Daza hará su debut en el papel protagónico, mientras que la soprano Csilla Boross será “Lady Macbeth”.

“Macbeth” es la primera obra del compositor italiano Giuseppe Verdi y se basa en Shakespeare. Le siguieron óperas como “Otello” y “Falstaff”.

Con libreto en italiano de Francesco Maria Piave (1810–1876) y Andrea Maffei (1798–1885), el montaje operístico se sitúa en la corte de Duncan, rey de Escocia.

Expone la encrucijada a la que se enfrentan “Macbeth” y “Banquo”, valerosos generales leales al trono que después de regresar victoriosos de campaña son interceptados por un grupo de brujas cuyos vaticinios marcan de forma fatal sus vidas y el destino de todo el reino.

Marco Guidarini, quien fungirá en la dirección concertadora, destacó que Verdi admiraba a William Shakespeare y por ello buscó poner la misma intensidad de la historia a través de la música.

Recordó que “Macbeth” se estrenó en Florencia en 1847 y cambió el estilo formal bellcantista que hasta ese momento tenía la ópera, ya que Verdi dio énfasis a la profundidad y a la verdad teatral. De ahí que esa pieza significó un cambio poético y estético de toda una época.

La directora escénica Lorenza Maza precisó que el montaje es una obra extraordinaria que potencia la genialidad de Verdi y Shakespeare. “Por un lado, la creación musical y melodramática del primero y por el otro, el virtuosísimo en el verso y en las historias del segundo”.

Resaltó que Verdi consideraba a Shakespeare como el más grande de los creadores literarios y en esta pieza, que fue la primera de las tres óperas que hizo del escritor inglés, quiso dar voz al alma criminal de “Macbeth”.

“El compositor italiano condensa de manera interesante la trama, quita las referencias históricas y se concentra en el alma criminal con una orquestación que logra una expresión más teatral y dramática que refleja la profundidad psicológica de los personajes”, indicó.

Con el propósito de dar énfasis a la oscuridad interior del protagonista, Maza detalló que Verdi optó por un barítono en lugar de un tenor. Por lo que en esta versión se creó un universo propio, con una mínima escenografía de aspectos isabelinos, pero también con una estética medieval y de tintes nórdicos.

Alejandro Luna, quien está a cargo del diseño de escenografía e iluminación, regresa con esa puesta a la ópera tras una larga ausencia.

Se trata de una mezcla fantástica que potencia los atributos de Shakespeare y Verdi en una pieza rotunda, compleja y bella que conjuga emotividad, tristeza y audacia.

Respecto a su debut, el barítono Alfredo Daza destacó que ese papel es la cúspide para todo aquel que sea barítono. “Qué mejor que lo haga en el Palacio de Bellas Artes, pues hace 18 años fue mi más reciente presentación”.

“Macbeth” es el cuarto título de la Temporada 2018 de la Compañía Nacional de Ópera y se presenta para brindar la oportunidad al público mexicano de revisitar una obra clásica en la versión original de 1847 que Verdi escribió a los 34 años.

La interpretación de “Banquo” y “Macduff” estará a cargo del bajo español Rubén Amoretti y el tenor mexicano José Manuel Chú.

En escena también estarán los cantantes Orlando Pineda, Frida Portillo, Rodrigo Urrutia, Tomás Castellanos, Sandra Maliká Sandoval, Zita Ángela García y Octavio Pérez, así como el actor Medin Villatoro y el niño Mateo Luna.

El 6 de septiembre a las 19:00 horas habrá una charla para acercar la obra al público y tenga una mejor comprensión. Las funciones serán los días jueves 13, martes 18, jueves 20 y domingo 23 de septiembre en distintos horarios.