México, Notimex.-La operación militar turca en Siria se encuentra suspendida pero no concluida y puede reanudarse en caso necesario, afirmó el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu.

"Estados Unidos nos informó de que los terroristas habían abandonado por completo la zona de operación (...) tomamos en consideración las garantías de Estados Unidos, por eso la operación fue suspendida por el momento, pero esto no significa que esté concluida", dijo Cavusoglu en una entrevista con la agencia Anadolu.

El canciller turco señaló que si los terroristas aparecen en algún lugar, los militares turcos lucharán contra ellos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa turco declaró que Ankara no ve necesario lanzar una nueva operación en Siria tras haber alcanzado un acuerdo con Rusia sobre el país árabe, destacó la agencia rusa Sputnik.

La víspera, los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, firmaron un memorando para desplegar a partir del 23 de octubre la policía militar rusa y la guardia fronteriza siria cerca de la frontera común fuera del área de la operación Fuente de Paz.

Los militares rusos y sirios contribuirán a la retirada de las milicias kurdas y sus armas a 30 kilómetros de la frontera sirio-turca que debe completarse dentro de 150 horas desde el mediodía del 23 de octubre.

Según el acuerdo, a partir de ese momento comenzará el patrullaje ruso-turco a 10 kilómetros de la frontera, al este y al oeste de la zona de la operación militar turca, excepto la ciudad de Qamishli.

Ambos gobiernos resaltaron en que "se preservará el status quo establecido en el área actual de la Operación Fuente de Paz que cubre Tal Abiad y Ras al-Ayn con un área de 32 kilómetros".

Tanto Rusia como Turquía emprenderán esfuerzos conjuntos para facilitar el retorno de los refugiados de manera "segura y voluntaria".

Turquía lanzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el norte de Siria con el objetivo de alejar a las llamadas fuerzas de autodefensa kurdosirias de su frontera y establecer una zona segura para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en su territorio.