México.- A casi un año de su triunfo en las urnas, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue dividiendo opiniones, incluso entre sus seguidores, pues mientras el senador Ricardo Monreal considera que le falta más gabinete, Martí Batres destaca sus aciertos en el rubro económico; la oposición lo ve como un mandatario con muchos anuncios y pocos resultados, que ha tomado decisiones inexpertas, sin planeación, e incluso con tintes autoritarios.

La senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, consideró que, desde el inicio de su gobierno, López Obrador ha planteado una agenda clara.

Sin embargo, el método para llevarla a cabo y tomar decisiones no ha sido correcto, además de que ha despreciado la relación con las organizaciones civiles y las decisiones que toma, desde su perspectiva, parecen autoritarias.

Ricardo Monreal, de Morena, opina que el Presidente recibió un país devastado, una nación hecha pedazos y que ha enfrentado la corrupción y el abandono del Estado mexicano en rubros sociales, de infraestructura, energía y seguridad.

Según el legislador, López Obrador será el mejor Presidente de México en los últimos años, por su honestidad y estilo de gobierno, pero sobre todo su austeridad; sin embargo, sostuvo que el mandatario necesita que su gabinete lo acompañe más.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, destacó que hay una marcada estabilidad macroeconómica, luego que algunos de sus críticos advertían un desastre económico, que el dólar se vendería en 25 pesos y que se iba a disparar la inflación, pero los indicadores macroeconómicos muestran estabilidad.

En contraste, el senador panista Damián Zepeda comentó que, en términos generales, los primeros seis meses de gobierno han sido para que la ciudadanía empiece a convencerse de que no era el cambio esperado.

Despertó esperanza entre la gente, eso está bien; generó las condiciones de cambiar las cosas, pero en realidad no lo está haciendo.

Me parece que han existido muchos anuncios y pocos resultados. En corrupción mucho ruido y pocas nueces, o sea puras declaraciones, pero nada de combate.

Y repite prácticas negativas, como, por ejemplo, que más de 70% de los contratos los están adjudicando directamente, sin licitación, y eso es un foco de posible corrupción”, advirtió.