México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los conservadores opositores a su gobierno son "racistas y clasistas", luego de extrañarse de la supuesta preocupación de dicho grupo por las consultas elaboradas entre comunidades indígenas para el aval al Tren Maya.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el mandatario federal acusó un falso interés de sus opositores, y la llamada "prensa fifi", en temas del medio ambiente y de atención a los pueblos originarios.

Cuestionado sobre la organización de las consultas entre comunidades por donde pasará el Tren Maya, y el rechazo absoluto de grupos como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), López Obrador insistió en que la mayoría de los habitantes respaldan el proyecto y que se cuentan con los permisos necesarios para iniciar su construcción.

El presidente aprovechó el debate para dudar sobre el aparente interés de sus adversarios en temas des sustentabilidad e inclusión, pues acusó que quienes ahora se dicen "preocupados" por el consenso entre las comunidades indígenas, son los mismos que se han perpetuado su exclusión, a través de la discriminación, el racismo y los abusos.

Sin quitar el dedo del renglón en la crítica a sus adversarios, el titular del Ejecutivo federal dijo que se cumplirán con todos los requerimientos legales establecidos para este tipo de obras y destacó los principios "juaristas" que rigen a su gobierno, en cuanto el respeto al estado de Derecho y la razón.