Guerrero.- El delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, señaló que hay especulaciones que intentan generar un sesgo político en la entrega del fertilizante y algunos buscan llevar “agua a su molino”.

En una entrevista anoche en un programa de televisión, el delegado aseguró que está llegando el fertilizante a las bodegas en Guerrero e insistió en que será repartido a tiempo, iniciando por la Sierra y La Montaña.

“Es un tema de seguridad alimentaria la entrega del fertilizante, miles de campesinos viven en Guerrero de productividad del campo y si no hay suficiente fertilizante a tiempo se puede generar un escenario muy grave en el estado”, advirtió.

Sandoval Ballesteros explicó que en Guerrero existen 450 mil hectáreas que se cultivan de maíz y 400 mil son susceptible al programa de fertilizante: pequeños y medianos productores.

“Se han hecho los paquetes de fertilizante está llegando a todo el estado, se han generado especulaciones que intentan tener algún sesgo político”, comentó.

¿Hay sesgo político?, preguntó el conductor.

“Creo que algunos de los actores (políticos) se está tratando de jalar agua a su molino. Nosotros queremos decir con claridad que hay fertilizante en Guerrero. En las bodegas está fluyendo el fertilizante. En las regiones altas será donde se entregará el fertilizante”, comentó.

Ayer, pobladores de Tlacotepec y Teloloapan en la sierra retuvieron a 40 militares y 10 policías para exigir fertilizante, advirtieron que no los liberarían hasta que el fertilizante llegara a las comunidades donde las lluvias iniciaron desde hace algunas semanas.