Colombia.-El expresidente Álvaro Uribe, el político más influyente de Colombia en este siglo, anunció este martes  que la justicia ordenó su captura dentro del proceso que le sigue por manipulación de testigos contra un opositor.

Uribe, jefe del partido en el poder, no precisó si la decisión implica su traslado a una cárcel, aunque medios locales aseguran que se trata de una orden de arresto domiciliario.

Mentor político del presidente Iván Duque, el exgobernante de 68 años dio a conocer la decisión del tribunal en el marco de la audiencia que llevan a cabo este martes los jueces para definir su situación.

"La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria", escribió el exmandatario (2002-2010) en su cuenta de Twitter.

"La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria", escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter.

El expresidente Álvaro Uribe, el político más influyente de Colombia en este siglo, anunció este martes (04.08.2020) que la justicia ordenó su captura dentro del proceso que le sigue por manipulación de testigos contra un opositor.

Uribe, jefe del partido en el poder, no precisó si la decisión implica su traslado a una cárcel, aunque medios locales aseguran que se trata de una orden de arresto domiciliario.

Mentor político del presidente Iván Duque, el exgobernante de 68 años dio a conocer la decisión del tribunal en el marco de la audiencia que llevan a cabo este martes los jueces para definir su situación.

"La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria", escribió el exmandatario (2002-2010) en su cuenta de Twitter.

Uribe enfrenta una investigación por manipulación de testigos en su calidad de senador, que podría llevarlo a juicio por dos delitos relacionados (soborno y fraude procesal) y castigados con unos 8 años de cárcel.

Uribe había sido interrogado por los jueces el 9 de octubre.

En 2012, presentó una denuncia contra el senador de izquierda Iván Cepeda por un supuesto complot en su contra apoyado en testimonios falsos.

Uribe sostiene que Cepeda -uno de sus mayores adversarios políticos y testigo en su proceso- contactó a exparamilitares presos para que lo involucraran en actividades criminales de los grupos de ultraderecha que combatieron a sangre y fuego a las guerrillas izquierdistas.

Pero la corte se abstuvo de enjuiciar a Cepeda y en cambio decidió abrir en 2018 la investigación contra el exmandatario bajo la misma sospecha: manipular testigos contra su opositor