México.- Un juez federal ordenó al gobierno mexicano que tome las medidas necesarias para repatriar a una pareja de connacionales que se encontraba en viaje de luna de miel en Sudáfrica, y se quedó varada en ese país desde hace un mes debido al cierre de las fronteras por la pandemia del Covid-19.

El juzgado primero administrativo de Nuevo León admitió a trámite el amparo respectivo y concedió la suspensión de oficio y de plano para efecto de que “las autoridades responsables, en el caso de ser material y jurídicamente procedente, realicen las acciones que se encuentren en el ámbito de sus responsabilidades para que los quejosos (…) sean trasladados con las medidas de seguridad y de higiene que correspondan, del país en que se encuentran, a la República Mexicana”.

El abogado de los quejosos, Valdemar Martínez, quien lleva este caso pro bono, afirmó que se trata de un caso basado en el derecho a la salud, pues uno de ellos padece de un trastorno para el cual requiere de un medicamento llamado Concerta, el cual no puede adquirir sin receta y ya se le agotó el que llevó desde México.

Añade que se apeló también al derecho a la igualdad, pues el gobierno de nuestro país ya ha tomado acciones para repatriar a connacionales que se encontraban en la misma situación en Perú y Argentina, recurriendo incluso a los aviones de la Fuerza Aérea Mexicana.

Explicó que en Cape Town, que es la ciudad donde permanece varada la pareja, hay otros siete mexicanos en la misma situación, por lo que se requiere que las secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores y de la Defensa Nacional tomen cartas en el asunto.

La suspensión otorgada por el juzgado federal le da al gobierno mexicano un plazo de 24 horas, a partir de la notificación, para que informe sobre las medidas que haya tomado para apoyar a la pareja quejosa.