Guerrero.- A dos años, organizaciones sociales y campesinas, marcharon este día en la cabecera municipal de Chilapa por el asesinato del fundador del PRD en Guerrero, Ranferi Hernández Acevedo, quien fue quemado en un automóvil junto a su esposa y otras dos personas, cerca de la localidad de Nejapa.

Estudiantes de la normal de Ayotzinapa y otras organizaciones sociales con sede en la región Montaña baja de Guerrero, se reunieron este día para recordar la muerte del activista, quien al momento de ser asesinado era promotor de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

Durante la marcha que sostuvieron las organizaciones, para reclamar el esclarecimiento total del crimen, lamentaron que el gobierno de Guerrero vincule todos los homicidios con el crimen organizado para así no investigar los hechos de violencia.

“Nuestro compañero fue asesinado por defender las causas de los campesinos de las localidades indígenas que viven en la pobreza, a causa de la política corrupta y caciquil de los distintos gobiernos en Guerrero”.

“Fue asesinado por el gobierno porque Ranferi estaba en el grupo Pro AMLO, fue asesinado por los grupos políticos que se sienten dueños de Chilapa, por lo grupos políticos que se enriquecen y que mantienen en marginación a las localidades”, expresó uno de los manifestantes.

También reprocharon el aumento de la violencia en la entidad, mientras que “el gobernador Héctor Astudillo se dedica a pasear en helicóptero y camionetas blindadas, mientras el pueblo es masacrado”.

La marcha recorrió las principales avenidas del municipio hasta llegar al punto donde fueron hallados los cuerpos calcinados de Ranferi Hernández y otras tres personas; ahí colocaron ofrendas florales.

El pasado 17 de agosto del presente año, el cuerpo de Ranferi Hernández y su esposa, fueron exhumados como parte de los acuerdos de la subsecretaría de derechos humanos del gobierno federal para que sea el Equipo Argentino de Antropología Forense quienes realicen las investigaciones ante la desconfianza al gobierno local.