Ciudad de México.-La liga de futbol profesional en México y el equipo representativo de Guadalajara, dieron a conocer que un nuevo jugador de la plantilla de Chivas dio positivo a la enfermedad COVID-19, luego de terminar la primera fecha del nuevo torneo Guardianes.

El delantero Oribe Peralta presentó algunos síntomas de la enfermedad, de acuerdo con la agencia de información Reuters, sin embargo, dio negativo al virus SARS-CoV-2 en el primer par de pruebas que le fueron practicadas.

Oribe incluso se perdió el primer partido de su equipo porque no se sentía del todo bien y los médicos tomaron la decisión de aislarlo hasta que se tuvieran los resultados de un nuevo control.

La Liga MX, por su parte, aclaró que fue hasta la tercera prueba que Oribe dio positivo a la enfermedad COVID-19. Al respecto, revelaron, tanto el club como el jugado tomaron las medidas sanitarias pertinentes para no poner en riesgo a los demás miembros del club o la directiva.

“Después de realizar exámenes de COVID-19 la semana anterior, Oribe Peralta arrojó resultado negativo, sin embargo, presentó síntomas el fin de semana. El club procedió a aislar y realizar un par de exámenes más al futbolista. El segundo también salió negativo, pero la sintomatología siguió presente, por lo que se le aplicó una tercera prueba, arrojando resultado positivo el día de hoy”, apuntó.

Peralta es el primer jugador con coronavirus que presenta síntomas en el fútbol mexicano, donde la mayoría de los clubes han registrado casos, pero los jugadores han sido asintomáticos, según Reuters.

“Después de algunos días complicados (sin llegar a tener problemas de oxigenación o algún otro síntoma que obligara a tomar medidas más extremas), Oribe se encuentra bien de salud, aislado desde hace varios días y bajo observación del cuerpo médico del club”, aclaró la Liga MX.

Durante el primer juego de la escuadra rojinegra frente al León, tres jugadores de la plantilla de Chivas no pudieron estar presentes por un contagio de coronavirus detectado al arranque del Torneo.

Se trató de Alexis Vega, Uriel Antuna y Ronaldo Cisneros, quienes fueron separados de la plantilla como medida de prevención, al confirmarse su resultado. Además, el entrenador Luis Fernando Tena trabajó a la distancia, pues continúa aislado luego de su resultado positivo.

Después de Chivas, Cruz Azul es uno de los equipos que ha sido más golpeado por la epidemia. El conjunto informó que en el plantel ya suman 14 casos positivos desde que inició la pandemia en el país.

Hasta el momento, el fútbol mexicano ha registrado más de 86 casos positivos entre jugadores, directivos y staff.

Los equipos que han reportado casos de contagio en menos de una semana son Rayados de Monterrey con dos jugadores y un miembro del staff; el defensor Juan José Sánchez Purata de Tigres; así como tres casos más en el plantel de Mazatlán FC.

Además, se tuvo que suspender el partido entre Atlético San Luis y Juárez FC por un reporte de 10 jugadores contagiados con el virus SARS-CoV-2 en el cuadro fronterizo.

Sin embargo, antes de iniciar la primera fecha del actual torneo, denominado Guardianes 2020, autoridades sanitarias de la Secretaría de Salud declararon para ESPN que “no existen razones para detener el torneo”.

“Las decisiones que toman los equipos de repetir pruebas y posponer partidos funcionan”, declaró Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, vía telefónica.