México.-Mientras Oribe Peralta no aparezca en la cancha, tampoco lo hará ante los micrófonos. El delantero veterano y fichaje bomba del Guadalajara, cumplirá el miércoles 11 meses sin meter gol en la Liga MX, una situación muy incómoda para él y su club.

El 'Cepillo' ya lleva rato sin dar declaraciones o conferencias de prensa (sin contar su presentación como jugador del Rebaño Sagrado). Antes de salir del América, sólo hablaba con un amigo reportero; al resto, no los pelaba.

Será hasta que Oribe se quite ese peso de encima, la sequía goleadora, para que vuelva a hablar, porque las Chivas lo necesitan; de lo contrario, ahí está Alexis Vega.