Cidad de México.-Luego de estar trabajando fuerte para ponerse al cien por ciento en el aspecto físico, tras sufrir Covid-19, el delantero del Guadalajara Oribe Peralta ya estaría en condiciones de ser elegible para el partido del próximo fin de semana, dentro de la actividad de la jornada siete ante el Pachuca.

Le costó mucho recuperarse a Peralta en todos los aspectos, ya que tuvo síntomas que lo obligaron a tomarse una primera prueba, la cual resultó negativa pero al mantenerse una sintomatología extraña, le realizaron un segundo examen que también fue negativo y lo sometieron a un tercero, el cual ya dio positivo el pasado 28 de julio.

A casi un mes de que se le detectó Covid-19, Peralta trabaja para encontrar su mejor forma física y ponerse a las órdenes del técnico Vucetich, quien mantiene una comunicación permanente con el atacante.

El técnico con la incorporación de Peralta, estaría cerca de tener a todo el equipo físicamente elegible, porque hay que recordar que Ángel Zaldívar, viene saliendo de un problema muscular que todavía le llevaría una semana más para poder trabajar más fuerte en cancha.

Vucetich mantiene en suspenso sanción

La determinación de dejar fuera de la convocatoria para el partido del pasado fin de semana ante el Toluca, fue de Ricardo Peláez apegado a reglamento interno y en lo deportivo, por parte del técnico Vucetich, quien estos días estará platicando con ambos para decirles cuál es la sanción que se les viene en lo deportivo.

“(El tema de Antuna y Vega) es una decisión mancomunada con la directiva, yo determino lo deportivo y la directiva lo administrativo; son 2 elementos muy importantes en el equipo, pero bajo una circunstancia se tiene que tomar una determinación, nadie puede estar por encima de la institución y por eso se tomó tal decisión”.

El estratega rojiblanco con esta acción mandó un mensaje claro a todo el equipo, que aquél elemento que no esté dentro de los lineamientos, no será tomado en cuenta en su plantilla, se llame como se llame.
Temas Relacionados