México.- Ivonne Ortega Pacheco, exgobernadora de Yucatán, es acusada por presuntamente autovender los terrenos donde se construyó el Gran Museo de la Cultura Maya.

El proyecto además ha estado en el ojo del huracán pues a parte de que se planeó a espaldas de los ciudadanos, el costo pasó de 411 millones de pesos que originalmente se dijeron a 4 mil 600 millones de pesos.

Asimismo, se suman anomalías en su momento señaladas en medios locales como entregar la obra civil a uno de sus empresarios favoritos.

De acuerdo con la información difundida, el recinto ubicado en la calle 60, de la colonia Revolución, a un costado oriente del Centro de Convenciones Siglo XXI, era parte del gobierno estatal desde 1999.

Víctor Cervera Pacheco, gobernador en ese entonces, entregó el inmueble en usufructo al Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Yucatán, Cultur, que dirigía Jorge Esma Bazán, por un plazo de 20 años.

No obstante, en 2009, la administración de Ortega tramitó un crédito por mil 87 millones de pesos, de lo que 110 entregó a Cultur para que esa dependencia adquiriera el terreno al museo.

Ante el notario José Eduardo Navarrete Herrera se concluyó la operación el 30 de agosto de 2010.

Para Mayaleaks, se trató de un "acto perfecto" de "blanqueo" de recursos, porque los 110 millones entraron a Cultur como crédito "y salieron como dinero 'cash' para el  Ejecutivo, que los destinó a gastos de libre disposición".