*Alicia Sierra, a la mierda la obra de Alarcón

*Otro apañón más de Evodio y Walton

*El descontón, acto de mala leche


Las declaraciones de Alfredo Álvarez Valenzuela, un ex secretario de Seguridad Pública de Acapulco, aparecidas ayer en diarios nacionales hablando de narcopolicías, vuelven a pasar corriente al Movimiento Ciudadano y su rencoroso dueño, el ex alcalde Luis Walton, para enfocar sus misiles de excremento contra el titubeante gobierno de Evodio Velázquez Aguirre, actual alcalde de Acapulco.

Tras la simulada toma de protesta de Walton como dirigente de su propia franquicia (Movimiento Ciudadano en Guerrero), parecía que habíase pactado una tregua para contener las palizas contra Evodio por todo lo que hace y lo que no hace, como ha sido, en los últimos seis meses, el deporte oficial de los ex naranjas. Pero la cosa no es tan sencilla. Sucede que tampoco el alcalde Aguirre cumplió su palabra, su compromiso -como va siendo una normalidad en él-, de no hostigar a la gente de MC. Los recientes descuentos y supuesta purga de la lista de raya que ha ordenado Evodio, va dirigida a encontrar y expulsar a los waltonistas que aún están rezagados en las distintas estructuras del gobierno municipal.evodio,walton,sambrano

Evodio Velázquez, es un iracundo alcalde que ha dicho que los golpes de movimiento ciudadano no lo harán entender ni pactar nada; la misma cantaleta repite todos los días a los medios de comunicación que le cuestionan. La cerrazón y los pésimos consejos que recibe, sepa la bola de quien, lo han llevado a aislarse y perder valiosos aliados, ahora deberá enfrentar solo la guerra declarada de los waltonistas, más los que se sumen a los largo de las próximas semanas por sus equivocadas estrategias y su obstinación de comerciante abarrotero.

En el PRD, para empezar, Víctor Aguirre Alcaide, secretario de Desarrollo Social Municipal, ya no le respalda como al comienzo de su gobierno. La causa: el “hostigamiento” que según él ha sufrido por parte de la gente de Evodio a cargo de las Finanzas del municipio. Aguirre Alcaide, dueño de una parte del PRD-Guerrero, acusa traición y falta de cumplimiento de acuerdos por parte del alcalde de Acapulco, pues no le han dejado maniobrar programas y recursos como tenía planeado. Ha dicho que todo le supervisan y vigilan: “me tienen las manos atadas”, se queja,  mientras que por el lado del alcalde y su grupo, el dinero público desaparece sin problemas, dicen que dijo.

victor aguirre alcaideMolesto por esta situación, Aguirre Alcaide presentó su renuncia a Evodio, confirmada por el propio secretario de gobierno Daniel Meza. Al principio, envalentonado, Evodio se la aceptó y dicen que dijo, que a golpes y chantajes él no entiende. Horas después, llamó a Víctor Aguirre quien le expuso lo inconveniente de retirarlo del gobierno, pues entre otras cosas que guarda en una cajita de secretos, está el de cierto incómodo hermano. Lo que dicen es que renovaron el pacto y acordaron que cada quien administraría sus ganancias, perdón sus programas, sin problemas. Pero el daño ya está hecho.

Pero más allá de ambiciones y torpezas mediáticas, lo cierto es que se vuelve abrir un nuevo capítulo de rencillas con MC, azuzadas por las declaraciones de ex policía Álvarez Valenzuela. La respuesta que hoy dio hoy el alcalde, acompañado de uno de los corruptos del grupo de los Chuchos de Nueva Izquierda, tampoco le ayuda, pues lo único que hizo fue lanzarle la pelota de la corrupción policíaca a Walton. La luuucha sigue.

Otra más de Evodio…

El famoso descontón que le metió el alcalde de Acapulco a los trabajadores del ayuntamiento fue parte de la proyección de un gesto autoritario: “al que no le guste que renuncie”, una acción ilegal, de acuerdo a las explicaciones de juristas. Qué necesidad había de una acción tan torpe y de mala fe como es meterse con el dinero de la base trabajadora y justo a dos meses de que los hijos de esos empleados salgan de la escuela; hay que ser verdaderamente ojete para dejar sin empleo y con menos dinero a esos padres de familia. El gobierno de Evodio no midió las consecuencias de esta acción que ya no podrá repetirse en el futuro, pues los trabajadores tienen la opción de demandar por el abusivo despojo de una parte de su salario. No obstante, allá en la ciudad de México, a donde fue a pedir el apoyo del corrupto grupo de los Chuchos, puesto que aquí el apoyo del PRD es abstracto, Evodio dice que necesita 15 mil millones de pesos para salud, educación, seguridad y promoción turística, justo los rubros donde más se están robando el dinero. Pruebas habrá a su debido tiempo don Evodio. A propósito: ¿dónde está la síndica administrativa de Acapulco?, hay gente que le ha enviado al profesor Zovek muchos recados contándole cosas terribles de perversidad y corrupción relacionadas con esta dama y el alcalde, ya veremos. La luuuucha sigue.

Las alarconianas: ¿qué mierda es eso?

De Taxco nos llega la misiva. Dicen allá, quienes no ven bien a la excelentemente bien vestida secretaria de Cultura, Alicia Sierra, que el astudillista y chismoso subsecretario, Mauricio Leyva dijo que si las Jornadas Alarconianas estuvieron de bajo nivel, se debe a que Alicia Sierra y su marido hicieron la selección de los grupos que se presentaron. Por eso es que niñas de alguna escuelita de danza, compartieron el mismo escenario con las primeras actrices Susana Alexander y Ofelia Medina, por el mismo motivo, es que también tuvo lugar allí la presentación de un bodrio de libro dedicado al narcocantante Joan Sebastián.

alicia sierra-culturaCon ironía, dice un reportero taxqueño que nos pasó el chisme, el joven Mauricio, dijo que él no tenía ninguna responsabilidad sobre la excelente programación de estas jornadas: “la hizo una especialista y su marido”. Dicen esas tepocatas chismosas que Leyva quedó molesto porque fue excluido por doña Sierra de las Jornadas.

Y es que de acuerdo a una nota del reportero Roberto Ramírez que la entrevistó en Taxco, doña Alicia justificó la exclusión de obras de Juan Ruiz de Alarcón de la programación de las jornadas que llevan su nombre, porque “el teatro de español antiguo no es fácil de entenderlo”. “El público debe exponerse a obras digeribles para después llegar a entender el español antiguo”, dijo como si fuera una especialista en el tema.

De pronto, una lerda en todo tipo de cuestiones artísticas como lo es este remedo de funcionaria, decida, según su propia ocurrencia, y de manera abusiva y autoritaria, privar a la gente de Guerrero del gusto de disfrutar las obras de Juan Ruiz de Alarcón porque simplemente, para ella, son difíciles de entender. Doña Alicia supone que todos los guerrerenses son igual de estúpidos que ella y por eso les evita el esfuerzo de tratar de comprender las obras de Alarcón.alicia en el pais de las maravillas

Este atentado contra la memoria y el legado artístico de Juan Ruiz de Alarcón merecería, si hubiera gobernador en Guerrero, la renuncia de este tipo de funcionario. Es algo enfermo la capacidad que tiene esta señora de dañar la imagen cultural de Guerrero y de paso amontonar mierda a la figura de su jefe, el gobernador Astudillo. ¿Hasta cuando gobernador vas a tener a tu lado a tanto imbécil que no sólo dañan al gobierno, sino que ofenden a los guerrerenses y lesionan el patrimonio y la memoria artístico y cultural de esta entidad? ¿Hay o no hay gobernador?

En Chilpancingo, por el momento, estamos en pausa. Diario hay montones de quejas contra un alcalde que intenta hacerse el occiso. El extraordinario profesor Zovek, vigila.

profesor zovek