Ciudad de México.-Luego de que Belinda se tatuara las iniciales de Christian Nodal en un corazón que tenía destinado al amor de su vida, el cantante correspondió al gesto de su novia y no solo se tatuó su nombre cerca de una oreja, también hizo que le dibujaran los ojos y cejas de la intérprete en el pecho.

Ya el domingo por la mañana los cantantes habían llamado la atención con sus nuevas expresiones de cariño en redes sociales y el lunes por la madrugada volvieron a sorprender.

Christian Nodal compartió en sus historias de Instagram un pequeño clip en donde se veía cómo le estaban tatuando un ojo en la parte derecha de su pecho.

De inmediato se desataron las especulaciones acerca de si se estaría tatuando el rostro de su novia.

Y fue Belinda quien lo confirmó, pues a través de sus historias en Instagram mostró el resultado del diseño.

Los tatuajes de Nodal hicieron recordar de inmediato a Lupillo Rivera, quien hizo que le dibujaran el rostro de la cantante en uno de sus brazos.

A diferencia de lo ocurrido esta vez con Nodal, Belinda jamás hizo referencia al tatuaje de Lupillo, quien -por cierto- ya dijo que conservará el diseño de la cantante.

Nodal optó por no tatuarse todo el rostro de Belinda, pidió que solo fuera su mirada la que estuviera en sus pectorales.

El dibujo permitió entender que se trataba de la mirada de Belinda.

Pero no fue ese el único tatuaje de Nodal dedicado a su novia.

Aunque se trató de un pequeño dibujo, el tatuaje dio mucho de qué hablar el fin de semana porque Belinda había declarado en una entrevista hace casi tres años que solo se pondría las iniciales del amor de su vida.

En una entrevista con Gustavo Adolfo Infante, para El minuto que cambió mi destino, Belinda mostró el pequeño corazón en su tobillo y comentó que ya se estaba borrando.

Y es que la misma charla reveló que incluso tenía una canción que decía: “tengo tatuado un corazón en el tobillo” (se trata del tema Wacko de su disco Carpe diem)... “y aquí está”, le dijo al periodista.

Su disco Carpe diem salió a la venta en 2010, así que para el momento que dio la entrevista tenía ya varios años con el diseño sin que hubiera sido ocupado por las iniciales de alguno de sus novios.

“¿Qué letra crees que pueda estar ahí?”, le preguntó Infante, a lo que la joven cantante respondió un tanto triste:

“No tengo ni idea. Esa pregunta no tiene respuesta. Por ahora mi amor incondicional son mis fans, mi familia, todo el público que me apoya, todas las personas que me han ayudado cuando me he caído”.

La historia parece ser muy distinta para Belinda, quien ya ocupó ese corazón con las iniciales de Nodal.

La pareja, que apenas celebró un mes de novios, parece estar en su mejor momento, como lo dejó ver su festejo de la semana pasada, que incluyó música en vivo, una “película” de lo que han sido estas semanas de romance, una cena especial -con un pastel decorado con un oso panda y una ratoncita (como se llaman de cariño)- y un intercambio de costosas joyas adornadas por diamantes.