México, Notimex.-“Todos a bordo”, grita a todo pulmón el rockero británico Ozzy Osbourne al comenzar a cantar su éxito “Crazy train” (Tren loco), aunque esta semana decidió que a ese tren no se puede subir nada más ni nada menos que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni los miembros de su campaña de reelección.

Y es que Ozzy, el recordado frontman del grupo insignia del rock pesado Black Sabbath, se sumó a otras estrellas y bandas del mundo como los Rolling Stones, Twisted Sister, Queen, Gun's N'Roses, Aerosmith, REM y cantantes como Elton John, Neil Young, Pharrell Williams o Rihana que desautorizan a Trump a usar sus canciones o parte de ellas en sus mítines de campaña.

Trump acostumbra desde 2015 usar canciones de estos y otros artistas como parte del andamiaje de sus mítines de campaña para mantener alta la recepción de sus mensajes políticos a su base electoral, pero -según la lista se cantantes y grupos arriba reseñada- lo hace sin su consentimiento y sin el pago de derechos que corresponde.

Ozzy Osbourne y su representante y esposa Sharon Osbourne, más concretamente esta última escribió en su cuenta de Instagram, la red social de fotografías: “Estamos enviando aviso a la campaña de Trump (o cualquiera otra campaña) que está prohibido usar cualquier música de Ozzy Osbourne en los anuncios políticos o cualquier campaña política”.

“La música de Ozzy no se puede utilizar por ningún medio sin aprobación”, apuntó la declaración de la representante del gritón rockero británico. Y la cosa no paró. Sharon le mandó un mensaje más al presidente de Estados Unidos.

“Tengo una sugerencia para el señor Trump. Tal vez deba llamar a algunos de sus amigos músicos. Tal vez #KayneWest, @KidRock o @TedNugentofficial permitirán el uso de su música”, agregó la esposa de Ozzy en su cuenta oficial de la red social. Los tres cantantes citados por la representante han mostrado públicamente su apoyo político y más a la campaña del mandatario estadunidense.

El miércoles por la noche, en el marco del debate de los precandidatos demócratas que se disputan la nominación para contender contra Trump en las elecciones de noviembre del año que entra, hubo un problema técnico en el lugar que motivó que se fuera la luz y se perdiera la señal por algunos momentos.

La campaña de Trump realizó un video promocional que usa esas imágenes del problema técnico para hacer que el presidente-candidato aparezca al aclararse la escena, desde la oscuridad, mientras la canción “Tren loco” de Ozzy suena en el fondo.