Ciudad de México.-Que una persona confiese en público su opción sexual aún es motivo de noticia y cierto revuelo. Así ha sucedido cuando el cantante Pablo Alborán ha confesado, en sus redes sociales, su homosexualidad.

"Estoy aquí para contaros que soy homosexual", afirma directamente el cantante malagueño, tras señalar que "el mundo nos está dejando algunas noticias agridulces. Todos nos sentimos extraños, nos replanteamos la vida, el trabajo, lo que nos hace feliz y lo que no. Creo en muchas ocasiones nos hemos olvidado del amor que nos une, que nos hace más fuertes y mejores".

Pablo afirma que hace pública su condición sexual porque necesita "ser un poco más feliz de lo que ya era" y que aunque sobre todo lo hace por él mismo, también por otras personas: "Espero que esto les haga el camino más fácil. Hay gente que no lo vive así". Señala que nunca se ha sentido discriminado ni por su familia ni por su entorno laboral.

Pero que siempre ha luchado "contra de toda expresión que vaya en contra de la libertad, y del odio". Recalca que siempre ha escrito "canciones que hablan de ti, de mí y de lo que sucede a mi alrededor. Siempre he pensado que la música es libre y quiero sentirme igual de libre que mis canciones. Quiero ser coherente, consecuente y lo más responsable posible. Intentaré seguir haciendo mi trabajo lo mejor que sé, desde las entrañas y con un respeto absoluto a la profesión y al público", ha comentado.

"Siempre he luchado en contra de toda expresión que vaya en contra de cualquier libertad o igualdad. Desde el racismo, la xenofobia, el racismo, el machismo, la transfobia, homofobia, cualquier tipo de odio.

"Y hoy quiero que mi grito se haga más fuerte y tenga más valor y peso", proclama Pablo, que también agradece a sus fans "el cariño que siempre he recibido, el apoyo incondicional que me dáis. Estoy loco porque nos podamos ver pronto".