México.- El objetivo de la administración federal es concretar la pacificación de México, pero sin poner en riesgo la vida de los ciudadanos, afirmó este viernes Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

La funcionaria lamentó la violencia que se ha vivido esta semana en el país y pidió el apoyo para el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Es momento de que todos los actores políticos respaldemos al señor Presidente de la República en su lucha en contra del crimen organizado", publicó en su cuenta de Twitter.

El jueves, una serie de bloqueos y balaceras se registraron en la zona norte de Culiacán, esto tras el reporte de la detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, informó que a las 15:30 horas del jueves, en la zona Tres Ríos del Culiacán, una patrulla acudió a dar cumplimiento una orden de aprehensión en contra de Guzmán López.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, explicó que el grupo designado para esta tarea actuó de manera apresurada durante el operativo.

"El grupo responsable de esta acción policíaca, en su afán de obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada", detalló.

Los elementos se vieron rodeados por comando armados en el lugar por lo que el gabinete de seguridad tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán, decisión que fue avalada por López Obrador.

Más tarde, José Luis Meza, uno de los abogados de Joaquín Guzmán en México afirmó que Ovidio no estaba detenido.

"A mí me llamaron y me dijeron que Ovidio se había comunicado por la noche y qué el mismo comentó que no estaba desaparecido ni detenido y que se encontraba bien de salud", dijo Meza en entrevista.

Este viernes, el presidente defendió la decisión de haber dejado en libertad a Guzmán López pues una captura no puede valer más que la vida de varias personas.

“Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, eso ya se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, dijo.