Chilpancingo, Guerrero. Padres de familia de dos escuelas de esta capital bloquearon calles de la ciudad en apoyo a los maestros que han sido notificados que serán despedidos por no acudir a evaluarse y en rechazo de la reforma educativa.

Los padres advirtieron que no permitirán que despidan a los maestros y de hacerlo se sumarán a las movilizaciones en defensa de la educación pública y gratuita.

Uno de los bloqueos ocurrió minutos después de las 12:00 del día en el crucero de la colonia Cooperativa, donde padres de familia y maestros del kínder María Luisa Ocampo bloquearon la avenida Gobernadores en apoyo de tres maestras que fueron notificados que serán despedidas por no presentar sus exámenes de evaluación.

Los padres de familias exigieron la destitución de la directora del plantel Ricarda Real Don Juan, por negarse a entregarle a los maestros notificados una constancia de trabajo para que pueden ampararse.

Sobre la calle atravesaron un vehículo y colocaron una manta con la leyenda: “No al hostigamiento laboral. Exigimos la destitución de la directora”. Los padres de familia portaban cartulinas en las escribieron mensajes de apoyos a los docentes: “Respaldo a los maestros. Exigimos la destitución de la directora por negligente e incompetente en la escuela”.

Una de las maestras que notificaron que será dada de baja por no acudir a las evaluaciones es Sandra Luz Basilio, quien denunció a la directora de no querer entregarles una constancia de trabajo en la cual se especifique que ella se encuentra laborando de manera normal en la escuela.

Dicho documento, dijo, es requisito para interponer un juicio de amparo contra la reforma educativa y como fecha límite tienen hasta este miércoles.

Añadió que la directora argumenta que las autoridades educativas le ordenaron no entregar ninguna constancia a los maestros notificados.

Sin embargo, la maestra aseguró que las directoras de la zona escolar 02, la misma a la que pertenece el kínder María Luisa Ocampo han entregado las constancias a los docentes notificados sin ningún problema.

Aseguró que el bloqueo fue convocado por los padres de familia, luego que se reunieron el viernes con la directora para pedirle la entrega de las constancias a las maestras pero se negó hacerlo.

Al lugar acudieron trabajadores de la Comisión de los Derechos Humanos de Guerrero (Codehum), quienes fungirían de mediadores entre ambas partes.

Por la mañana, los padres de familia de la escuela José María Morelos y Pavón, bloquearon la calle Antonia Nava de Catalán en el centro de la ciudad, en rechazo a la reforma educativa y apoyo al magisterio que este día debloqueó y tomó el ayuntamiento.

Los padres expusieron que no permitirán que algún maestro sea despedido por no evaluarse y defenderán junto a los docentes la educación pública.