El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos informó que los padres de los 44 alumnos del jardín de niños Kids Center que fueron diagnosticados con influenza mediante pruebas rápidas, no permitieron la intervención de la autoridad estatal.

“La Secretaria de Salud estatal (Ssa) no pudo intervenir en el caso de los 44 niños del Kids Center, porque fue una decisión que tomaron los padres de familia”, explicó el funcionario, entrevistado vía telefónica.

Tras conocerse del contagio a inicios de marzo, la Ssa había anunciado la necesidad de realizar pruebas confiables para confirmar que se tratara de esta enfermedad.

Pese a ello, De la Peña Pintos consideró acertada la decisión de la escuela de suspender temporalmente las clases para evitar más contagios, y afirmó que actualmente los menores se encuentran bien y han regresado a clases.

Asimismo, informó que en la entidad se tienen confirmados 68 casos de influenza.

Respecto a las enfermedades transmitidas por mosquitos, dijo que aún están a la espera del nuevo corte de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, y que hasta el momento siguen contándose cinco casos de zika, 18 de chikungunya y 468 de dengue.

Finalmente, cuestionado sobre los trabajos para garantizar la sanidad en restaurantes, bares y playas de Acapulco, el funcionario reconoció que en épocas vacacionales aumenta la verificación de estos negocios debido al mayor volumen de gente que acude a ellos.

“Se orienta y se capacita; esto siempre se hace en conjunto con la  Subsecretaría de Regulación, Control y Fomento Sanitario y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)”, explicó.