México.- Entre padres de familia existe preocupación por la reforma aprobada por el Congreso local que prohíbe los teléfonos celulares en las escuelas de educación básica, la medida dejaría incomunicado a los padres con sus hijos, dijo el presidente de la Asociación de Padres de Familia en Guerrero, Saúl Castro Hernández.

Consultado vía telefónica, Castro Hernández avaló la reforma y consideró que era necesario pues los celulares y tabletas electrónicas son un “distractor tremendo” en las escuelas que generan además una inestabilidad emocional y una alta irritabilidad.

Con la reforma a Ley de Educación del Estado de Guerrero Número 158, aprobada por el Congreso en la sesión del jueves, se espera que los niños tengan un mejor aprendiza y convivencia, dijo Castro Hernández aunque reconoció que existe preocupación entre los padres pues quedarían incomunicados con sus hijos.

“Quedar totalmente desconectado de sus hijos genera grande y creciente preocupación de los padres de familia. El hecho de que nosotros dejemos a un niño en la escuela y que no sepamos de él durante cuatro o seis horas realmente llega a ser una cuestión angustiante”, comentó.

Lo que se está plateando ante la preocupación de los padres, dijo, es que los maestros estén en coordinación con los tutores y puedan establecer una estrategia de comunicación.

En este tema, la comisión dictaminadora de Educación Ciencia y Tecnología consideró que en caso de alguna emergencia, es obligación de los maestros, así como de las autoridades de la institución dar aviso inmediato a los padres de familia para coadyuvar y brindar una debida asistencia a los alumnos.

Establecen también urgente regular y prohibir el uso de los dispositivos porque ocasionan daños graves, pues aunque los jóvenes los utilizan para entretenerse y por diversión, podrían enfrentar problemas como el ciberacoso, contacto con extraños, aislamiento social, y problemas físicos, así como pérdida de vista y la obesidad.