Guerrero.- Padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, tomaron la Caseta de Palo Blanco para pedir cooperación de 50 pesos para mantener el movimiento.

El grupo de estudiantes y padres de familia, cobraron una cuota de 50 pesos a los automovilistas que se dirigían a Acapulco, e ingresaban a Chilpancingo.

Uno de los padres de familia, refirió que con la toma de las casetas, se busca mantener el movimiento en actividades futuras en la búsqueda de encontrar a los normalistas.

Hasta el momento, expresó que existe confianza de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pueda esclarecer el caso Iguala.