Acapulco, Guerrero.- Los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos tomaron la caseta de La Venta en Acapulco para exigir justicia y que se enjuicie a los responsables del desaparecimiento forzado de sus hijos.

Los manifestantes advirtieron en pancartas que "los responsables de los 43 deben ser enjuiciados y castigados. No premiados. Ayotzinapa vive. La lucha sigue y sigue”.

Desde las 11 de la mañana, el grupo tomó la caseta de La Venta y colocaron lonas y pancartas en el lugar.

A través de las redes sociales fue difundido un video donde agentes federales torturan a uno de los involucrados con la desaparición forzada de los 43 normalistas, de nombre Carlos Canto.

A cinco años y ocho meses hasta la fecha las autoridades no han esclarecido el caso.