Chilpancingo, Guerrero.- A cinco años de la presentación de la llamada 'verdad histórica', sobre la desaparición de normalistas en Iguala, el Gobierno Federal logró girar una ficha roja contra el autor de dicha verdad, Tomás Zerón; padres de los 43, consideraron que su detención será importante.

Vía telefónica, el vocero de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, Felipe de la Cruz, calificó como alentador el trabajo de la Fiscalía General de la República (FGR), en el caso Ayotzinapa.

Recordó que el movimiento social por Ayotzinapa, desde hace años ha culpado a Tomás Zerón, de fabricar la llamada Verdad Histórica, y con ello tratar de dar carpetazo la tema de los normalistas desaparecidos.

"Lo que la fiscalía está realizando, se debió hacer al principio de la investigación pero por intereses de quienes estaban al frente del gobierno hicieron que se desviara la investigación y no se lograra saber qué pasó con los estudiantes", indicó.

La Verdad Histórica, establece que los 43 estudiantes fueron ejecutados, llevados al basurero de Cocula en donde fueron calcinados y luego sus restos fueron arrojados al río San Juan; el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tiró científicamente esa versión.

Las autoridades de justicia en México, buscan legalmente a Tomás Zerón, para que de información de dónde fueron encontrados realmente los restos humanos, que presentó como evidencia del río San Juan, ya que uno de los restos (como estableció un laboratorio de Austria), correspondería a uno de los jóvenes desaparecidos.

"Vemos qué hay interés de que se cumpla la palabra del presidente que ofreció investigar el paradero de lazos familiares, estamos viendo cosas que el gobierno pasado no realizó y creemos que pueda ver un buen resultado", detalló.

El representante de los padres de los 43, indicó que hasta el día hoy, desconocen quiénes son los 46 funcionarios del Estado de Guerrero, a quiénes se les giró orden de aprehensión por el caso Ayotzinapa.

Cabe destacar, que tanto la orden de detención de Tomás Zerón, así como la detención de Ángel Casarrubias "El Mochomo" -exlíder de Guerreros Unidos y pieza clave en la desaparición de normalistas-, ocurren luego de que hace un par de semanas, se realizó en total secrecía un operativo entre padres de los 43 y Alejandro Encinas, entre Mezcala y Carrizalillo, principales zonas mineras de Guerrero; dicho operativo no habría contado con ninguna participación estatal, para evitar fugas de información.