Chilpancingo, Guerrero.- Desde el mes de septiembre del 2017, los tres maestros de la telesecundaria en el poblado Los Capulines, municipio de Heliodoro Castillo, abandonaron las actividades escolares y la SEG, no ha repuesto al grupo de docentes, denunciaron padres de familia.

Este día a las afueras de la Dirección de Escuelas Secundarias de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), un grupo de habitantes y padres de familia de la comunidad Los Capulines, se concentraron para reunirse por cuarta vez, en lo que va del ciclo escolar, con autoridades y se dote de maestros al plantel educativo.

De acuerdo con los padres de familia, la excusa de los docentes es que en el mes de septiembre civiles armados quemaron en Chilpancingo una urvan de la ruta Chilpancingo-Pueblo Viejo, lo que consideraron como un acto de advertencia contra los pueblos cercanos.

“No sabemos por qué dejaron de dar clases. Los maestros de pueblos cercanos en donde sí han ocurrido hechos de violencia siguen teniendo clases y en nuestra comunidad que está tranquila, los profesores decidieron dejar de ir”, denunció Tinoco Herrera, habitante de la Sierra.

En la denuncia estuvo presente el comisario del poblado quien anunció que de no tener respuestas favorables, se unirán con otros pueblos de la Sierra y protestarán en la capital de Guerrero pues más de 40 alumnos siguen sin clases.