México.- La dirigencia nacional del PAN apoyará a los ciudadanos que deseen presentar amparos por la falta de atención médica y aumento en el costo de los servicios ante la desaparición del Seguro Popular y la puesta en marcha del Instituto de Salud para el Bienestar, que entró en vigor el primero de enero sin reglas de operación.

Marko Cortés, líder nacional, indicó que el PAN analiza las opciones legales que puedan revertir la desaparición del Seguro Popular y llamó al gobierno federal a que reconsidere la decisión y mejore y amplíe el programa social.

“Estaremos revisando las opciones legales posibles y evidentemente usando nuestra plataforma de nuestra página para que la gente de forma individual pudiera bajarlas... A todos los usuarios del Seguro Popular, Acción Nacional les dice que no están solos, que estaremos de su lado en la defensa de ese derecho”, dijo en entrevista.

El panista, quien respaldó la decisión de sus gobernadores para no firmar el convenio con el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, indicó que los órganos partidistas analizarán las razones de cada uno de los gobiernos estatales.

Ayer, el panista calificó de inadmisible poner en riesgo a la población por adherirse a un nuevo sistema de salud improvisado, sin reglas de operación claras y sin garantías de universalidad y gratuidad.

Para su partido, es necesario mejorar el sistema de salud pública en México, pero cualquier reforma debe considerar un periodo de transición para su adecuada aplicación, cuya prioridad debe ser la atención de las personas más necesitadas, garantizar el abasto de medicamentos y la gratuidad de los servicios médicos.