México.- Los sombríos “festejos” del Partido Acción Nacional (PAN) por su 80 aniversario, que se cumplió ayer, iniciaron hoy con un foro sobre populismo con consultores y políticos latinoamericanos, cuya principal figura fue Miguel Ángel Rodríguez, expresidente de Costa Rica procesado y exonerado por corrupción.

El tema de la conmemoración del 80 aniversario del PAN es el populismo y según su presidente, Marko Cortés, México lo padece, por lo que quiere tomar el ejemplo de países que ya lo padecieron.

“Este fenómeno, lamentablemente, ha dejado muchos daños en muchos países y en México tenemos que decirlo que hoy, todavía hoy, estamos a tiempo de evitarlo, de contenerlo. Es importante decir que el populismo busca como su forma de subsistir el conflicto entre unos y otros, entre buenos y malos, enfrentándonos, polarizándonos”, dijo en su discurso.

Al inaugurar el “Conversatorio Internacional Entradas y Salidas del Populismo”, organizado por las fundaciones Rafael Preciado Hernández y Konrad Adenauer, de la Democracia Cristiana de Alemania, Cortés afirmó que los líderes populistas, de izquierda y de derecha, tienen en común presentarse “como los liberadores, como los salvadores, ofreciendo un camino de honestidad y casi siempre con discursos contra la política y los políticos”.

En este contexto, Cortés clamó el auxilio internacional porque, ante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, “hoy más que nunca México requiere de los ojos internacionales” y expuso lo peligroso que resulta para México este fenómeno, como la Ley Bonilla, los ataques al Poder Judicial, los atropellos en congresos de Veracruz y Quintana Roo, la imposición de jueces, la eliminación de programas sociales y los intentos de revocación de mandato.

Expresó que el sistema democrático que había llegado a México para quedarse, con instituciones, sólidas, firmes, con contrapesos, con equilibrios, “hoy francamente lo vemos amenazado y es por eso que estamos aquí, en la búsqueda de cuidar, de controlar las instituciones, que el poder por sí mismo se limite, cuidar las instituciones, cuidar los contrapesos, cuidar los poderes, esa es la misión que tenemos en el PAN”.

El dirigente nacional aseguró que el reto del PAN es que las voces de oposición que cada vez van despertando en México no se dispersen y que “Acción Nacional sea un articulador de toda esa oposición para poder hacer frente desde hoy y en las elecciones del 2021, en donde buscaremos lograr crear un contrapeso con una nueva mayoría opositora en la Cámara de Diputados.