México.- En un máximo de 30 días, la Comisión de Orden del Partido Acción Nacional (PAN) concretará la expulsión de los siete diputados de Baja California que avalaron la ampliación del mandato de dos a cinco años del gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, anunció el presidente de ese instituto político, Marko Cortés Mendoza.

En rueda de prensa en la sede panista, Cortés Mendoza resaltó que el gobernador electo, el morenista Jaime Bonilla Valdez, había presionado con anterioridad al tribunal local, que buscó en dos ocasiones ampliar el periodo de gobierno, pero “fue corregido por la Sala Superior (del Tribunal Electoral) en las dos ocasiones”.

Consideró que es evidente que hubo presión, coacción y corrupción de Bonilla Valdez para con los magistrados; y ahora "lamentablemente ocurrió lo mismo en el Congreso local".

Señaló que el PAN lamentó lo ocurrido y desde el primer minuto tomó medidas hacia adentro con el procedimiento de expulsión de los legisladores que se prestaron a esta “perversidad” de Morena y de Bonilla Valdez, y afuera con la presentación de recursos como es una acción de inconstitucionalidad.

Incluso, mencionó que se puede presentar un recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), “ante la eventualidad de entregar una constancia de cinco años, porque hoy hay una de dos años”.

Dijo que ven con buenos ojos que la sociedad de Baja California se ha organizado para presentar amparos colectivos, pues la gente votó por un gobernador de dos años, no de cinco.

“Ante todo esto, en el PAN no debe quedar ninguna duda que no nos prestamos a prácticas de ese tipo, que las vamos a combatir con toda fuerza porque no queremos por ningún motivo que quede un precedente de esa naturaleza”, insistió.